¿Cómo le fue a Bauza en La Paz?

La Selección argentina volvió a perder en La Paz un nuevo partido por las Eliminatorias Sudamericanas. Y como cada vez que un equipo extranjero visita la capital de Bolivia, los casi 3.700 metros de altura fueron protagonistas en el Hernando Siles. 

En ese terreno tan adverso para Argentina, la actual subcampeona de América y del mundo pudo ganar solamente tres veces por Eliminatorias, perdiendo en cinco ocasiones y empatando las dos restantes. Sin embargo, la historia de Edgardo Bauza dirigiendo en La Paz invitaba a los argentinos a soñar con un buen resultado.

Desde que comenzó su carrera como entrenador (Rosario Central en 1998), al ahora seleccionador albiceleste le tocó jugar dos veces con sus equipos en La Paz. Y aunque no pudo ganar, en ambas ocasiones terminó consiguiendo el objetivo que se había planteado.

San Lorenzo Bolivar PS

La primera vez fue en 2014. Su San Lorenzo le había ganado al Bolívar 5-0 en el Nuevo Gasómetro el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores de aquel año, por lo que sólo un milagro futbolístico podía dejar fuera de competencia al conjunto azulgrana. El Patón se iba a volver de Bolivia con la derrota más dulce de su carrera.

En la noche del 30 de julio, Gerardo Yecerotte marcó el único gol del Bolívar recién en el minuto 91 de partido. Sin sufrir, San Lorenzo accedía a la final de un torneo que, hasta entonces, nunca había logrado y que, de la mano de Bauza, conquistaría al vencer a Nacional de Paraguay algunas semanas más tarde.

The strongest San Pablo GFX

El segundo y último partido de Bauza jugando con su equipo en La Paz fue el año pasado . En la última fecha de la fase de grupos, San Pablo se jugaba la clasificación para los octavos de final de la Copa Libertadores. Y otra vez regresaría el técnico rosarino sin una victoria, pero con el deber cumplido.

El 21 de abril de 2016, Ernesto Cristaldo le dio la ventaja parcial a The Strongest en el minuto 28, pero Jonathan Calleri igualó el encuentro para el conjunto brasileño en el 43. El 1-1 clasificaba a los de Bauza para la próxima instancia y el partido sería recordado, entre otras cosas, por la trifulca del final. A diferencia de su visita a la capital boliviana con San Lorenzo, esta vez al DT le tocaba sufrir hasta el último instante.

Esta vez la historia fue distinta. Argentina perdió ante Bolivia y no tuvo reacción. Sigue complicado en las Eliminatorias.