Bauza no mostró nada positivo en el día más difícil: ¿merece seguir en el cargo?

El técnico de la Selección argentina mostró su peor cara cuando el equipo más lo necesitaba. Al Patón le quedó grande el puesto.

Son ocho los partidos que dirigió hasta el momento Edgardo Bauza en la Selección argentina: tres triunfos, tres derrotas y dos empates. Pero sin dudas la caída frente a Bolivia en La Paz muestra la peor cara de este ciclo.

Es cierto: se perdió con "baile" frente a Brasil y hasta la Selección argentina cayó como local frente a  Paraguay. Pero frente a Bolivia era el momento de demostrar algo más.

"Creo que jugamos 10 puntos, de forma brillante", dijo irónicamente Bauza luego de la victoria ante Chile. Redobló la apuesta sobre ese tema y dijo lo mismo este lunes en la conferencia de prensa previa al partido. En ese duelo dialéctico quedó encerrado el Patón.

¿Qué dirá ahora? ¿Le echará la culpa a la altura? La sanción a Messi, vaya si es importante eso, será la excusa. Pero depender solo del as de espadas como si en la mano se tuviese un cinco y un cuatro es complicado.

Argentina tiene uno de los planteles más ricos del fútbol mundial. Una generación que se cansó de llegar a definiciones de cada torneo y que individualmente es campeón año tras año en los clubes que juega.

A Bauza le quedó grande la eliminatoria, al Patón le quedó grande la Selección argentina. Este miércoles cambiará la cúpula del fútbol argentino y se tendrán que revisar muchas cosas. A fines de agosto hay que ir al Centenario a pelear otra batalla mano a mano con Uruguay. Es necesario un cambio.