Bauza: "Hubiese elegido otra forma de comunicar la salida"

Un día después de hacerse oficial su salida de la Selección, el Patón confesó sentirse "amargado" y ratificó que "Argentina se va a clasificar".

Edgardo Bauza tardó 24 horas en expresarse respecto a su salida de la Selección argentina tras la conferencia de prensa despedida -y sin preguntas- que dio junto a Claudio Tapia y Marcelo Tinelli.

"Entero estoy siempre. Amargado, porque uno quería dirigir el Mundial. Estoy seguro que Argentina va a clasificar. Obviamente que al cortarse esa posibilidad uno no es feliz. Y ahora lo veremos desde afuera deseándole lo mejor", dijo el Patón, en charla con Líbero de Tyc Sports.

El ahora exentrenador de Argentina dijo que no le pareció bien cómo se trató su salida: "Hemos tenido una charla muy profunda con el presidente (Tapia) y nos sacamos las dudas y la bronca que teníamos. Cada uno elige la forma de comunicarla. Yo hubiese elegido otra porque me considero una persona muy transparente. Para mí las cosas son blancas o negras. Pero como le dije ayer, le deseo lo mejor y ojalá que Argentina se clasifique al Mundial".

"No me arrepiento de nada", ratificó Bauza acerca de sus determinaciones, y agregó: "Cuando le ganamos a Chile, sigo diciendo lo mismo porque el partido era muy difícil. Cada decisión que tomamos no fue al azar. Fue pensada, analizada, charlada, trabajada en la medida que se pudo y algunas no salieron tan bien como hubiésemos querido y otras sí salieron bien. Con el resultado puesto te puedo decir que podía hacer otra cosa, pero en el momento pensamos que era lo mejor".

"Ni Mascherano ni Messi ni ningún jugador me ha condicionado en la citación de algún jugador o en la conformación del equipo. Jamás. Jamás algún jugador hizo un reproche. En ese sentido, soy un agradecido a los jugadores porque siempre estuvieron ahí sin problemas cada vez que los tuvimos para trabajar y jamás pusieron un 'pero'. La barbaridad más grande que escuché fue que me armaban el equipo. No duraba una semana si era así, me iba a mi casa", señaló sobre el supuesto grupo de 'los amigos de Messi', y también se refirió a Mauro Icardi: "Sabía que en cualquier momento podía ser citado. Que él y Alario eran los centrodelanteros que iba a citar si Higuaín o Pratto no podían estar. Nunca nadie me dijo nada para condicionar su convocatoria".

Por otra parte, el DT ex-San Lorenzo y Liga de Quito, entre otros, reconoció que Argentina "va a sufrir mucho" la renovación que "siempre tiene que venir en algún momento". "De los que cité últimamente, para mi Pizarro hizo un gran partido en La Paz. Hay jugadores que pueden ir sumándose y tomando experiencia. No es fácil jugar en la Selección, como tampoco va a ser fácil encontrar un recambio a jugadores que, en su gran mayoría, juegan en los mejores equipos del mundo. No es fácil encontrar 14 o 15 jugadores que estén a ese nivel. Es un recambio que en algún momento va a haber que hacerlo y creo que Argentina lo va a sufrir mucho".

"Sigo pensando que Argentina va a salir campeón. Pero al margen de eso, lo que hice cuando me nombraron DT de la Selección fue comportarme como lo hice toda mi vida. Lo que me di cuenta es que esa exposición terminaba perjudicándome porque decía 'A' y le agregaban 'B, C, D'", reconoció y agregó que si bien no piensa que su paso por la Albiceleste haya sido un fracaso, "no fue bueno y obviamente no estoy conforme para nada". Eso sí, si hubiera sabido con anticipación que su paso por la Selección sería así "hubiese venido igual porque el orgullo y la satisfacción de dirigir a la Selección es mucho mayor".