Barty cumple el trámite, Badosa se supera y Garbiñe abandona

Agencia EFE
·4  min de lectura

Madrid, 29 abr (EFE).- La puesta en marcha del Mutua Madrid Open con el arranque del cuadro femenino presenció un arranque arrollador, sin discusión, de la número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty, y la progresión de la española Paula Badosa, en un torneo que se quedó sin Garbiñe Muguruza, retirada por lesión.

Garbiñe, que ya se cayó del torneo de Charleston por la dolencia muscular en la pierna izquierda que le ha apartado de Madrid, se dio de baja horas antes de su programado estreno ante la estadounidense Sloane Stephens.

"Las molestias han vuelto y en la última resonancia se ha confirmado que no me recuperado al cien por cien para competir y la recomendación médica es parar", indicó en un comunicado la jugadora que nunca ha superado los octavos de final en la Caja Mágica.

No decepcionó la determinación de la número uno del mundo. La australiana Barty disfrutó de un inicio plácido, de 61 minutos, el tiempo que necesitó para superar a la estadounidense Shelby Rogers (6-2 y 6-1) y alcanzar la segunda ronda.

La ganadora de Roland Garros y campeona de la finales WTA en el 2019 y que este año ya ha logrado los títulos de Melburne, Miami y Stuttgart, jugará en segunda ronda contra la eslovena Tamara Zidansek, que en veinticuatro horas ganó por segunda vez a la taiwanesa Su-Wei Hsie (6-2 y 6-4), a la que ya había batido en la fase previa.

La española Paula Badosa celebró su invitación al Mutua Madrid Open con una victoria convincente en primera ronda ante la checa Barbora Krejcikova, por 6-1 y 7-5 . Su próxima rival será la suiza Jil Teichmann, que dejó fuera del torneo a la ucraniana Elina Svitolina, cuarta favorita.

Tras hacer esta temporada semifinales en Lyon y Charleston, Badosa llegó a Madrid en el puesto 62 del ranking y dispuesta a confirmar en la Caja Mágica su buen momento.

Jugará la española contra la suiza Jil Teichmann que dio la sorpresa de la sesión al batir a la ucraniana Elina Svitolina, quinta del mundo y cuarta cabeza de serie del torneo. Fue Svitolina la primera favorita en caer eliminada del torneo tras desperdiciar seis bolas de partido.

No dio pie a la sorpresa la polaca Iga Swiatek, decimocuarta favorita, vigente campeona de Roland Garros, que accedió por la vía rápida a la segunda ronda al vencer, por un doble 6-1, a la estadounidense Alison Riske, en sesenta y ocho minutos.

"Siempre echo de menos la arcilla. Es una pena que no sean siguiera dos meses en toda la temporada cuando se juega en tierra batida. Así que me gusta apreciar cada momento en esta superficie", dijo Swiatek, de 19 años, que nunca hasta ahora había jugado en Madrid. "Es mi primera vez aquí. Las bolas van más altas por el aire que hace. Madrid tiene altura. Es diferente".

Además, una lesión en la mano derecha obligó a la checa Marie Bouzkova a retirarse antes de concluir su partido de primera ronda en Madrid ante su compatriota Petra Kvitova, cuando el marcador señalaba un 6-2 y 2-3 para la novena favorita.

Kvitova es la única jugadora que se ha impuesto tres veces en Madrid, en 2011, 2015 y 2018. Su rival en segunda ronda será la alemana Angelique Kerber, que venció a la checa Marketa Vondrousova por 7-6 (5) y 6-1.

Victoria Jiménez, la primera andorrana presente en el cuadro principal de un torneo WTA gracias a la invitación que le cursó el Mutua Madrid Open, se estrenó con una derrota por 6-4 y 6-0 ante la neerlandesa Kiki Bertens, pero en los 62 minutos que estuvo sobre la pista ofreció una gran impresión y se dio el gusto de romper dos veces el servicio de la décima jugadora del mundo.

Bertens, defensora del título y que considera que en Madrid "se dan unas circunstancias perfectas" para su juego, se sorprendió de inicio con el atrevimiento de una tenista de solo 15 años, número 901 de la clasificación, que soltó el brazo sin complejos desde que pisó la pista central Manolo Santana, con las gradas prácticamente vacías.

La vigente campeona en Madrid se enfrentará en segunda ronda a la rusa Veronika Kudermetova, que ganó a su compatriota Elena Vesnina por 6-1 y 6-4.

La estadounidense Sloane Stephens, vencedora del Abierto de Estados Unidos en el 2017 y finalista de Roland Garros un año después, alcanzó la segunda ronda tras ganar en dos sets (6-4 y 6-1) a la montenegrina Danka Kovinic, repescada de la fase previa para ocupar el lugar de Garbiñe Muguruza.

La suiza Belinda Bencic, semifinalista en Madrid en la última edición, batida por Halep, cumplió con su condición de octava favorita y ganó a la francesa Kristina Mladenovic, procedente de la fase previa, por 6-4 y 6-2.

Bencic, que cumple su quinta presencia en el WTA 1000 de Madrid donde pretende salir de los discretos resultados que arrastra en lo que va de curso, se enfrentará en el segundo tramo a la estadounidense Bernarda Pera, que se encontró con menos resistencia de la esperada de la croata Petra Martic, a la que ganó por 6-3 y 6-2.

Santiago Aparicio

(c) Agencia EFE