Bartomeu justificó su renuncia a Barcelona y planteó: "¿Quién habría defendido la continuidad de Leo Messi?"

LA NACION
·6  min de lectura

Punto final para el ciclo de Josep María Bartomeu en Barcelona. Después de más de seis años como presidente de la institución y en medio de una marcada crisis económica, deportiva e institucional, este martes anunció su renuncia y la de los demás miembros de su junta directiva para evitar la moción de censura que iba celebrarse entre el 1 y el 2 de noviembre. Por la noche, tras la reunión de urgencia en la que comunicó su decisión, brindó una rueda de prensa en la que pronunció su discurso de salida.

"Comunico mi dimisión y la del resto de la junta directiva. Es una decisión meditada, serena y acordada por todos mis compañeros", comenzó Bartomeu, y luego apuntó a la determinación del gobierno catalán de no postergar el referéndum a raíz del avance de la pandemia de coronavirus. "Hemos recibido la respuesta de la Generalitat y es clara: no hay impedimento jurídicos y sanitarios para impedir la votación de la moción de censura si se incluyen los requisitos del PROSICAT. No hacen caso a nuestras peticiones para tener la logística preparada con las mínimas medidas de seguridad necesarias y no puedo convocar al voto de censura en estas circunstancias. Tengo que preservar la salud".

Arde Barcelona: renunciaron el presidente Josep María Bartomeu y los principales dirigentes del club

Frente a esta situación, el presidente destacó que su idea es no exponer a los socios mientras Europa sufre un nuevo pico de casos de Covid-19, y que tampoco quiere impedirles el derecho al voto. Por eso eligió dar un paso al costado, después de pasar más de 10 años en el club: entre julio de 2010 y enero de 2014 fue vicepresidente deportivo en la administración de Sandro Rosell, y luego quedó como presidente tras la renuncia de éste por problemas con la justicia. En julio de 2015 ganó las elecciones con 54,63% del total de votos (25.823) al superar al ex mandamás Joan Laporta, que cosechó 33,03% (15.615 votos). Previamente, entre 2003 y 2005, había sido vocal y responsable de las secciones de baloncesto, balonmano y hockey en el ciclo de Laporta.

"No hablan de la fecha de celebración de la votación, que tiene que ser convocada hoy, y de no fijarla incumplíamos nuestros estatutos. Pedíamos cobertura legal, como la que ellos pidieron al gobierno del estado. Se han lavado las manos en un tema incómodo. Son decisiones contradictorias e irresponsables. Tenemos que actuar con responsabilidad; no podíamos convocar el voto de censura mientras los expertos pedían confinar a la población. No podemos ni debemos elegir entre la prevención de la salud y el ejercicio del voto. Por eso tomé la decisión de no convocar al voto y dimitir inmediatamente", explicó Bartomeu.

Se nos ha faltado el respeto. Se me ha insultado, amenazado, a mí y a mi familia. Pese a todo, ha sido un honor servir al club. Estos años como directivo y presidente he intentado cumplir con honradezJosep María Bartomeu

"Dejamos el club en manos de una Comisión Gestora y esperamos que pueda llevar a cabo nuestras decisiones en plena pandemia. No nos queríamos perpetuar en el gobierno del club, como he escuchado desde hace meses. ¿Por qué no dimitimos antes? Después de la eliminación en Champions lo más fácil era irse. Pero había que tomar decisiones en medio de una crisis mundial sin precedentes. No lo podía hacer una Comisión Gestora con funciones limitadas. ¿Quién habría fichado un nuevo técnico? ¿Quién habría defendido la continuidad de Leo Messi?", agregó el ahora ex presidente culé.

A lo largo de su ciclo como presidente, Barcelona conquistó 13 títulos de fútbol: cuatro ligas españolas (2014/15, 2015/16, 2017/18 y 2018/19), cuatro Copa del Rey (2014/15, 2015/16, 2016/17 y 2017/18), dos Supercopa de España (2015/16 y 2018/19), una Champions League (2014/15), una Supercopa de Europa (2015/16) y un Mundial de Clubes (2015).

Otras frases destacadas de Bartomeu

"Hemos dirigido al Barça en una de las épocas más convulsas del país. Siempre hemos estado al lado de las instituciones, defendiendo la libertad de expresión y el derecho a decidir. Hemos recibido insultos crueles de medios de comunicación, que han ido más allá de lo admisible. Deseo lo mejor para el nuevo presidente que elijamos los socios. Siempre tendrá mi colaboración y la de la junta directiva"."La renovación del equipo de estos meses se tenía que hacer antes. Lo reconozco y asumí mi responsabilidad convocando elecciones para marzo. Se tenía que rejuvenecer la plantilla, cambiar inercias, dinámicas. Esto ha implicado la salida de jugadores fundamentales. Les quiero agradecer su aportación. Hemos incorporado jóvenes del Barça B y talentos de futuro. La Masía se ha consolidado como un modelo humano y formativo. Pero a la decisión de contratar a Koeman y afrontar el mercado de verano tenía que tomarla esta directiva".

Juventus-Barcelona, con Lionel Messi y sin Cristiano: horario, TV y formaciones del partido de la Champions League

"Tomamos decisiones incómodas e impopulares y convocamos las elecciones en marzo para pacificar. No teníamos motivos para dimitir con unas elecciones en marzo y trabajo por hacer. Una responsabilidad que no podíamos evitar, pese al desgaste personal nuestro y de nuestras familias. Se ha insinuado que teníamos intereses ocultos, cosas a esconder y que queríamos evitar avalar. Acusaciones falsas, con intereses políticos y electorales".

"Dicen que tengo gran capacidad de resiliencia, pero siempre he defendido que la autocrítica nos hace fuertes. Se nos ha faltado el respeto. Se me ha insultado, amenazado, a mí y a mi familia. Pese a todo, ha sido un honor servir al club. Estos años como directivo y presidente he intentado cumplir en el cargo con respeto, responsabilidad y honradez. Dimitimos sin cumplir las medidas económicas de reducir gastos y de incrementar ingresos. Espero que se finalice el proceso de adecuación de los sueldos de los jugadores; si no, se entraría en una situación muy grave"."Aceptamos entrar en una superliga europea de clubes de fútbol. Esta aceptación deberá ser ratificada por la próxima asamblea. Hemos aprobado el formato del nuevo Mundial de Clubes. Somos el mejor club del mundo en patrocinio, sin subir el precio de los abonos desde el 2011. Y la superliga europea hará que el club siga siendo de los socios. Hoy el club tiene una solidez indiscutible. Hemos desarrollado nuevas vías de negocio y estamos en una era extraordinaria de éxitos. Hemos celebrado 34 títulos, por delante del Bayern, Porto, Madrid y PSG"."Somos el club más querido del mundo, el más grande en número de fanáticos, en las redes sociales. Las sedes de Hong Kong y Nueva York son la prueba. Estamos orgullosos del camino recorrido para que el Barça fuera un club comprometido. Agradezco a todo el mundo y en especial a los compañeros de la junta directiva. A toda la familia blaugrana desde que llegamos en 2010, con Sandro Rosell como presidente".