Mirna Ortiz: "Hay que ser de otro planeta para hacer 50 kilómetros marcha"

Agencia EFE
EFE

Granada (España), 18 jul (EFE).- Mirna Ortiz (Ciudad de Guatemala, 1987) es una de las grandes esperanzas de medalla de Guatemala en los próximos Juegos Panamericanos. Ya sabe lo que es tocar metal en esta competición, ya que en Guadalajara (México) en 2011 fue plata en los 20 kilómetros marcha. Ahora da el salto a la distancia larga, los 50 kilómetros, y se muestra ambiciosa de cara tanto a la cita de Lima como a los Campeonatos del Mundo de septiembre en Doha.

Detalla su momento de forma y sus sensaciones en una entrevista concedida a Efe en España, donde prepara las dos citas junto a su pareja, el también marchador dominicano Erick Barrondo, y otros atletas que trabajan en el grupo que dirige el ex atleta Paquillo Fernández.

P. ¿En qué momento de forma se encuentra para afrontar los Panamericanos?

R. Bastante bueno. Estoy sorprendida conmigo misma este año después haber tenido un 2018 no muy agradable por una lesión que me impidió competir. Este año estoy bastante bien, he competido tanto en los 20 kilómetros como en los 50 y en los dos casos con buenas experiencias. En los últimos meses tomamos la decisión de competir en los Panamericanos en los 50 porque el año pasado no pude hacer prácticamente nada de velocidad.

P. Se le presentan unas semanas apasionantes, con estos Panamericanos y después con el Mundial.

R. Es un reto totalmente diferente a los Panamericanos de hace cuatro años (Toronto 2015). Entonces hice 20 kilómetros, no fue una buena experiencia y no tengo buenos recuerdos de aquello (fue descalificada). Busco lo mejor de mí cada temporada, en cada ciclo olímpico, y este año no es la excepción. Buscaré la mejor versión de mí en una prueba totalmente diferente y nueva relativamente para las mujeres, como son los 50 kilómetros. Tengo la motivación por todo lo alto y espero mucho de esta competición.

P. ¿Qué objetivo se marca en Lima?

R. Hablé con mi entrenador respecto al cambio y no estaba muy convencido porque era algo totalmente nuevo para las mujeres, e incluso no era seguro que se disputara esta prueba. Pero desde el momento en que tomé la decisión de hacer el 50 en los Panamericanos soy consciente, y estoy decidida, de que es para buscar una medalla. No he perdido ni la mentalidad, ni el camino, ni el rumbo hacia la medalla. He trabajado físicamente más que psicológicamente para conseguir una medalla, que quiero ocho años después de lograr una en Guadalajara.

P. Para disputar 50 kilómetros marcha se necesitara un nivel físico extraordinario, pero también un nivel mental muy alto.

R. Hay que ser de otro planeta para hacer 50 kilómetros marcha. Para las mujeres es muy duro pero me ha gustado mucho la prueba, me he adaptado muy bien a ella y psicológicamente me he demostrado que soy muy fuerte. Se me ha hecho bonito el reto y esa ha sido la diferencia para que todo vaya bien en el camino, en la preparación y en la condición física.

P. Con unos Panamericanos a la vuelta de la esquina, ¿hay tiempo para pensar en el Mundial o en los Juegos Olímpicos del año siguiente?

R. Este año ha sido una sorpresa. Más allá de pensar en una medalla en los Panamericanos también pienso en lo que es el Mundial de Catar, aunque no tenemos claro aún cómo va a ser la recuperación tras hacer los 50 kilómetros en Perú porque sólo hay dos meses entre una competición y otra. Ya estoy clasificada para Catar en las dos pruebas, tanto en el 20 como en el 50, y dependerá de la recuperación y de mi condición física, y con mi entrenador veremos en qué competición compito en Catar para buscar la mejor versión de mí. El objetivo siempre que compito es mejorar los resultados anteriores.

P. ¿Cómo se entrena en España, cómo se trabaja con Paquillo Fernández, cómo es el día a día junto a Erick Barrondo?

R. (Risas) Con Erick la experiencia viene desde que no teníamos nivel, desde que empezamos casi de cero. Empezamos como amateurs y poder mantenernos en las posiciones elite ha sido sumamente complicado. La experiencia de entrenar con uno de los mejores exatletas del mundo es muy motivadora. Para muchos puede ser una presión grande por lo que él ha sido, pero para mí es muy motivadora.

P. ¿Qué le dice a Guatemala en los días previos a una cita deportiva tan importante como los Panamericanos?

R. Darle las gracias a Guatemala, sus instituciones y su gente por el apoyo que nos dan día a día en nuestra carrera. A lo largo de los últimos ocho años nos han dado lo mejor para que nuestro nivel vaya creciendo, para que podamos ser atletas elite, y decirles que seguimos trabajando duro para poder llevar a Guatemala al podio y colocarla entre los mejores países del mundo.

Por Javier Aguilera

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación