Barcelona-Napoli: el coronavirus obliga a jugar la revancha a puertas cerradas y le provoca al club una pérdida de 6 millones de euros

LA NACION
lanacion.com

BARCELONA (AFP).- El partido de vuelta de octavos de final de la Champions League, que se jugará el miércoles 18 de marzo entre Barcelona y Napoli, se disputará a puertas cerradas debido a los temores ligados al nuevo coronavirus, anunciaron los dos clubes este martes. "El partido de Liga de Campeones previsto para el miércoles 18 de marzo entre el FC Barcelona y el Nápoles se disputará en el Camp Nou a puerta cerrada", informó el Barca en Twitter este martes, después de haberse reunido con las autoridades sanitarias de Cataluña.

"Lamentamos mucho que esto afecte a nuestros socios y aficionados y al mundo del fútbol en general, pero lo que prima es la salud. Con este virus, estamos viviendo una situación excepcional y tenemos que ser responsables para solucionarla", dijo el presidente de Barcelona, Josep Bartomeu. Que además confesó las pérdidas que le ocasiona jugar el partido sin público: "Barcelona tiene una pérdida de 6 millones de euros por esta medida".

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

"Es una decisión que se ha tomado estrictamente por razones sanitarias", afirmó el secretario de Salud del gobierno regional catalán, Joan Guix, citado en un comunicado del equipo azulgrana.

Según el club Barcelona, la decisión se toma tras "conocerse que en las últimas horas los casos de coronavirus han aumentado exponencialmente". Napoli, por su parte, ha "suspendido temporalmente" la venta de entradas para acudir al partido, informó el club italiano en un comunicado, unos minutos después de la oficialización de la noticia.

La última vez que el Camp Nou (99.000 localidades) había albergado un encuentro a puerta cerrada fue el 1 de octubre de 2017: El club catalán decidió jugar sin público su partido de la 7ª jornada de la Liga española contra Las Palmas, tras los incidentes ocurridos durante un referéndum ilegal de autodeterminación en Cataluña.

Barcelona-Napoli se une así a los varios partidos europeos que se tienen que jugar sin hinchas por el nuevo coronavirus, como el Valencia-Atalanta de vuelta de octavos de final de Champions, que se disputa este martes en la ciudad española. También se jugará a puerta cerrada el partido de Europa League del jueves entre Sevilla y Roma. El encuentro de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones entre el Liverpool y el Atlético el miércoles sigue adelante por ahora con público en Anfield.

Qué leer a continuación