El Barcelona cobrará 160 veces menos que el campeón masculino de la Champions

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Barcelona, 21 may (EFE).- El Barcelona consiguió un logro deportivo histórico al ganar su primera Liga de Campeones, pero la recompensa económica de la UEFA por este trofeo, 460.000 euros, sigue demostrando la falta de inversión que hay por parte de los estamentos en el fútbol femenino al ser unas aproximadamente 160 veces menor que el premio por hacerse con la 'Champions' masculina.

Una amplia diferencia comparada con lo que se llevará quien se imponga el 29 de mayo en Oporto. Manchester City y Chelsea pueden llegar a recibir más de 80 millones de euros por conseguir el trofeo de la máxima competición continental. El Liverpool en 2019 ya se embolsó 82,4 millones por levantar la 'orejuda'.

La UEFA, aunque de forma ligera, incrementará los premios económicos de la 'Champions' femenina de cara al curso que viene con el estreno de un nuevo formato de competición que tendrá una fase de grupos que sustituirá a los dieciseisavos y octavos de final, que hasta esta edición se disputaban mediante eliminatorias a doble partido.

Tan solo por jugar la frase de grupos los clubes ya recibirán 400.000 euros (tan solo 60.000 menos que lo que recibirá el Barça por este título) y el campeón podrá llevarse hasta 1,4 millones de euros, el triple que en la actualidad. En total, la nueva Champions repartirá 24 millones entre los clubes participantes, que sobre todo saldrán de la unificación de los derechos televisivos y los patrocinios.

Son cifras significativas para los presupuestos que se manejan en el fútbol femenino europeo. El Barça, por ejemplo, para este curso 2020-2021 tiene un presupuesto de seis millones de euros, cuatro millones menos que el del Olympique de Lyon, campeón de las cinco ediciones anteriores de la Liga de Campeones y el cual tiene el más alto en la actualidad.

De los seis millones, un poco más de tres y medio pertenecen a los sueldos de las jugadoras. La mejor pagada es la atacante holandesa Lieke Martens, con 260.000 euros anuales.

Además, el presupuesto elaborado por la junta directiva de Josep Maria Bartomeu preveía unos ingresos de 4,8 millones. De estos 3,8 son por la comercialización y la publicidad, procedentes prácticamente en su totalidad de Stanley, el principal patrocinador del equipo que finaliza el contrato en 2022. El millón restante son por las retransmisiones y los derechos televisivos.

La final de la Champions del pasado domingo disputada ante el Chelsea tuvo una audiencia acumulada de 1.670.000 espectadores en Televisió de Catalunya, consiguiendo un 28,4% del share.

Así, el fútbol femenino del Barça espera este curso 1,2 millones de pérdidas. Son menos que las que el club tiene calculadas perder esta temporada con el fútbol base (35 millones), el baloncesto (29), el balonmano (7), el fútbol sala (4) y el hockey sobre patines (2).

Sobre el éxito del equipo de Lluís Cortés, que ya tiene la Champions y la Liga y la semana que viene puede completar el triplete con la Copa de la Reina, dio su opinión en EFE Maria Teixidor, directiva responsable del fútbol femenino hasta abril de 2020: "Ha tenido la suerte de estar en un club polideportivo con un equipo masculino de fútbol muy potente que tiene unas grandes instalaciones y unos servicios centralizados de los cuales ha podido beber".

Y añade: "Esto te da un punto de partida diferente y provoca desigualdades de nacimiento con otros clubes que no tienen esta suerte. Cuando a estas jugadoras les has dado seis años para que puedan hacer su trabajo en estas condiciones mira los frutos que has recogido".

Estos seis años de los que habla Teixidor son los que han pasado desde 2015, cuando Josep Maria Bartomeu y su junta directiva decidieron profesionalizar el fútbol femenino del Barcelona, que había empezado a formar parte de forma oficial de la entidad azulgrana en 2002.

El campeón de Europa tiene como arquitecto a Markel Zubizarreta, hijo del exportero del Barcelona y el Athletic Club Andoni Zubizarreta y director deportivo de un conjunto que se basa en la filosofía del juego de posición que caracteriza al Barcelona y la masiva presencia de jugadoras de La Masia.

Estas se complementan con fichajes de primer nivel mundial como las españolas Sandra Paños, Mapi León y Jennifer Hermoso, la holandesa Lieke Martens, la noruega Caroline Graham Hansen y la francesa Kheira Hamraoui.

Teixidor, quien fue la primera secretaria de la junta directiva en la historia del Barcelona, pide "inversión en el fútbol femenino por parte de la administración pública, la cual se debe potenciar con la privada porque hasta ahora tan solo se ha invertido en un lado de la historia, el del fútbol masculino".

Mientras tanto, en España la Primera Iberdrola aún no se considera una competición profesional, un paso clave para asentar las bases del fútbol femenino del futuro y aún se viven situaciones precarias como que el Barcelona tuviese que disputar un encuentro de Liga en un terreno de juego de césped artificial, el del Granadilla, a tan solo una semana de la final de la Champions.

"Está claro que si se quiere dar un paso para profesionalizar la Liga este tipo de cosas deben cambiar y si queremos seguir creciendo como competición también. Este asunto de los campos es primordial", sentenció en una entrevista con EFE Aitana Bonmatí, MVP de la final ganada ante el Chelsea, días antes de disputarla.

Sergi Escudero

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.