Con las barbaridades que Trump ha dicho sobre el coronavirus, este gráfico electoral invita a la reflexión

Javier Taeño
·6  min de lectura

Las elecciones presidenciales estadounidenses, que han enfrentado a Joe Biden y a Donald Trump, han tenido como telón de fondo la pandemia del coronavirus. Y es que Estados Unidos es el país con más contagios del mundo (casi 10 millones a día 5 de noviembre) y más muertes (más de 240.000). Una situación crítica que ha provocado que muchos ciudadanos en la nación opten por el voto por correo en lugar del presencial, provocando retrasos en el recuento.

La gestión de la pandemia por parte de la administración Trump ha sido muy cuestionada debido a los numerosos comentarios realizados por el presidente en los que ponía en duda la labor científica y no alertaba de los riesgos de la enfermedad.

La gestión de Donald Trump ha sido muy criticada. (Photo by Jabin Botsford/The Washington Post via Getty Images)
La gestión de Donald Trump ha sido muy criticada. (Photo by Jabin Botsford/The Washington Post via Getty Images)

Sin embargo, parece que no le ha pasado excesiva factura a la hora de la votación según las encuestas del New York Times, que apuntan a que un 43% de los votantes consideran que el magnate gestionaría mejor la pandemia del coronavirus que su rival, Joe Biden. Un dato que sorprende teniendo en cuenta las frases que durante meses ha dejado Trump sobre el coronavirus.

Un 43% de los encuestados creen que Trump gestionaría mejor la pandemia (New York Times).
Un 43% de los encuestados creen que Trump gestionaría mejor la pandemia (New York Times).

Inyectarse desinfectante

Sin duda alguna, una de las más destacadas fue cuando sugirió que las personas se inyectasen desinfectante para combatir la enfermedad. Una idea que no tenía ningún rigor científico y que recibió numerosas críticas de los expertos, que consideraban que era un mensaje “irresponsable e inadecuado” en términos científicos.

Usar luz ultravioleta

En esa misma comparecencia el presidente apuntó otra posibilidad: exponer el interior de los tejidos humanos a luz ultravioleta para eliminar el virus. Concretamente Trump propuso “golpear el cuerpo con una luz tremenda, ya sea ultravioleta o simplemente muy poderosa”.

La desaparición milagrosa del virus

Más allá de estas soluciones sin sentido que él proponía, otra de las costumbres del presidente ha sido confiar en numerosas ocasiones en que el virus iba a desaparecer de un momento a otro. En febrero hablaba de que la pandemia se evaporaría “como un milagro”; en marzo dijo que “desaparecerá” y en julio afirmó que “creo que en algún momento, esto simplemente va a desaparecer” en una entrevista con la Fox. Cero argumentos, cero informaciones científicas, cero medidas de contención, mientras que los casos seguían arrasando el país.

El calor

Otra de las esperanzas de Trump era que con el calor el coronavirus terminara desapareciendo. Una hipótesis que tampoco tenía el respaldo científico y que una vez más el presidente de los Estados Unidos transmitió a todo el mundo: “en abril supuestamente morirá con el tiempo cálido”, manifestó, algo que lógicamente no terminó ocurriendo.

El virus chino

Además, han sido frecuentes las críticas a China por parte del magnate. En numerosas ocasiones lo ha denominado “el virus chino” o el “chinavirus”, al tiempo que reprochaba al gigante asiático su gestión de la pandemia. Incluso llegó a acusar al Gobierno chino de haber creado la covid-19 en un laboratorio, aunque sus propios informes de inteligencia desmentían esta posibilidad.

La mascarilla y la prensa

El uso de la mascarilla también ha sido motivo de burla y escarnio para el presidente. Pese a que los científicos recomiendan su uso para frenar los contagios, durante meses Trump se negó a llevarla y a ser inmortalizado con ella “para no dar satisfacción a la prensa”.

Finalmente, fue reculando ante la presión de sus asesores, pero durante la campaña electoral ha participado en numerosos mítines multitudinarios en los que sus seguidores no llevaban mascarilla ni mantenían la distancia social. Lo lógico con el cargo que ostenta es que hubiera impedido esas concentraciones masivas.

Acto multitudinario de campaña sin mascarillas ni distancia social. (AP Photo/Evan Vucci)
Acto multitudinario de campaña sin mascarillas ni distancia social. (AP Photo/Evan Vucci)

Besos para todos

También durante la campaña el presidente supuestamente se contagió de coronavirus y tras curarse apareció en un acto diciendo “me siento tan poderoso que entraré y os besaré a todos. Besaré a los chicos y a las mujeres hermosas”, manifestó, al tiempo que criticaba las medidas restrictivas que implantaban los estados demócratas para contener la pandemia.

Todas estas declaraciones y alguna más parece que no le han afectado demasiado a la hora de votar. Más allá del dato de que el 43% de los votantes piensan que gestionaría mejor la pandemia que Biden, hay otra serie de cifras que lo muestran.

Por ejemplo que solo para el 17% de las personas la pandemia del coronavirus fue el factor fundamental para decidir a quién votar. Tanto la economía (el 35%) como las desigualdades raciales (el 20%) han pesado más que la enfermedad.

Otra muestra es que el 42% de los encuestados consideran que es más importante reconstruir la economía incluso aunque afecte a los esfuerzos para controlar el coronavirus que contener el coronavirus, aunque dañe la economía. Una postura que beneficia a Trump habida cuenta de que durante su mandato se ha producido un ciclo positivo económico.

Además, un 48% consideran que los esfuerzos estadounidenses para controlar el virus han sido buenos o muy buenos pese a que los datos del país son los peores del mundo.

Otra prueba de que la covid-19 no ha tenido tanto impacto en la votación es que Donald Trump ha sacado mejores resultados en las elecciones de 2020 que en las de 2016 en los lugares con altas tasas de muerte por coronavirus.

EN VÍDEO I El corto impactante del Instituto del Cine de Canarias para concienciar sobre los riesgos de la vida social durante la pandemia

Más historias que te pueden interesar: