El Barça y el Real pagan los errores en fichajes, Suárez y Llorente llevan al Atlético al título

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

VALLADOLID (Reuters) - El título del Atlético de Madrid en La Liga de España tuvo muchos protagonistas, pero sus dos jugadores más destacados fueron, sin duda, Luis Suárez y Marcos Llorente, que llegaron al club luego de ser dados de baja por el Barcelona y el Real Madrid.

Suárez, quien llegó el verano boreal pasado desde el Barça por unos 6 millones de euros, se convirtió en el máximo anotador del Atlético con 21 goles y fue decisivo hasta el final, marcando el tanto de la victoria por 2-1 en la visita frente al Real Valladolid y dándole el triunfo a su equipo al minuto 88 frente al Osasuna.

Llorente, por su parte, llegó al Atlético el año anterior, tras ser desechado por el Real, el club que lo formó. En su nuevo equipo tuvo un comienzo lento antes de transformarse de un centrocampista de contención a un extremo explosivo.

El año pasado, el español se hizo conocido en su nueva posición al marcar dos goles que eliminaron al Liverpool de la Liga de Campeones, y ha ido de menos a más, marcando 12 goles y dando 11 asistencias en la actual campaña.

"Es momento de celebrar porque nos ha costado mucho, lo hemos dejado todo", dijo Llorente el sábado.

Llorente y Suárez marcaron casi la mitad de los 67 goles que permitieron al Atlético proclamarse campeón de La Liga por primera vez desde 2014.

El tío abuelo de Llorente, Paco Gento, fue uno de los mejores jugadores de la historia del Real Madrid, mientras que su padre y su abuelo también jugaron en el club.

El Real Madrid, que terminó dos puntos atrás del Atlético, puede estar arrepentido de haber dejado que un jugador de tanto talento se uniera a sus rivales y les ayudara a alcanzar la gloria.

Al menos consiguieron 40 millones de euros por su traspaso, y quedaron bien cubiertos en el puesto de centrocampista de contención gracias a Casemiro.

El Barça, sin embargo, puede sentirse especialmente dolido por la salida de Suárez, quien se vio obligado a dejar el Camp Nou el verano boreal pasado en el marco de una limpieza de jugadores mayores de 30 años con altos sueldos, que también llevó a la venta de Arturo Vidal e Iván Rakitic.

MESSI PROTESTA

La salida del uruguayo se produjo a pesar de las protestas de Lionel Messi, quien es un amigo cercano de Suárez y criticó duramente su venta.

Suárez, quien se convirtió en el tercer goleador histórico del Barça con la asombrosa cifra de 198 tantos y ganó cuatro títulos de liga, recordó su dolor por haber sido expulsado por su antiguo club.

"Me menospreciaron y el Atlético me abrió las puertas para seguir demostrando que estoy vigente y por eso siempre voy a estar agradecido a este grandísimo club, por confiar en mí", dijo Suárez en una emotiva entrevista posterior al partido.

"Es especial, como te dije al principio, por todo lo que a uno le tocó sufrir, pero ahí están mis estadísticas, cinco de siete ligas"

El entrenador del Atlético, el argentino Diego Simeone, añadió: "Suárez, lo dije hace dos días, quizá tuve suerte, pero es Suárez, habla por sí solo el apellido".

(Reporte de Richard Martin; Editado en Español por Ricardo Figueroa)