Un Barça herido no encontrará mucho respiro ante una intrépida Real Sociedad

Por Richard Martin
Reuters

Por Richard Martin

BARCELONA, 5 mar (Reuters) - Al Barcelona le hubiera gustado un partido fácil después la derrota en el clásico contra el Real Madrid que le hizo perder el liderato de la liga española, pero no parece que vaya a ser el caso el sábado contra una crecida Real Sociedad.

El equipo vasco lleva una notable racha de seis victorias consecutivas en todas las competiciones y visita el Camp Nou tras clasificar para la final de la Copa del Rey por primera vez en 32 años después de vencer al Mirandés, de segunda división, el miércoles.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

El gran nivel de la Real esta temporada ha sido algo inesperado, ya que cuenta con el equipo más joven de la Liga y es la primera temporada completa como entrenador de Imanol Alguacil, quien ha pasado la mayor parte de su carrera a cargo de la cantera del club donostiarra.

Pese a ello, ha formado uno de los equipos más interesantes de la liga, reforzado por el centrocampista Mikel Merino y el creador de juego Martin Odegaard, que ha encauzado su carrera tras un prematuro fichaje por el Real Madrid a los 16 años.

El ataque del club de Anoeta está liderado por delanteros como el internacional español Mikel Oyarzabal, el sueco Alexander Isak y el exextremo del Manchester United Adnan Januzaj y el brasileño Willian José.

La reciente racha de éxitos de la Real incluye una victoria a domicilio 4-3 sobre el Real Madrid y una goleada 3-0 sobre el Valencia, todo con un estilo futbolístico muy atractivo que podría incluso generar cierta envidia en el Barcelona.

Desde que Pep Guardiola se fue del club blaugrana en 2012 tras crear uno de los equipos más fascinantes de la historia del fútbol, el estilo de juego del Barça ha sido objeto de un intenso debate que ni el continuado incremento de trofeos ha conseguido apaciguar.

La preocupación de que el equipo hubiera abandonado la filosofía de ataque llevó a la directiva a despedir a un entrenador ganador como Ernesto Valverde en enero y a sustituirlo por Quique Setién, que nunca ha ganado un trofeo pero que se considera que encarna los principios del club en cuanto a la posesión del balón.

El experimento ha tenido resultados mixtos, con los culés teniendo más el balón, pero con menor eficacia.

La derrota del pasado domingo en el Bernabéu fue la tercera en 11 partidos bajo la batuta de Setién y ahora el Madrid es líder del campeonato, un lugar que los dirigidos por Zinedine Zidane tratarán de mantener el domingo en Sevilla ante el Betis.

Por su parte, el Atlético de Madrid tendrá su oportunidad de regresar a los cuatro primeros puestos cuando reciba al Sevilla, tercero en la tabla.


(Información de Richard Martin. Editado por Jose Elías Rodríguez)

Qué leer a continuación