El Barça confía en que el tsunami no tenga daños colaterales

Agencia EFE

Barcelona, 17 dic (EFE).- El FC Barcelona confía en que el 'tsunami' que se producirá antes y durante el Clásico que se disputará este miércoles en el Camp Nou no tenga daños colaterales para sus intereses, lo que pasa por que el partido se celebre con total normalidad y no se produzca ningún incidente dentro del estadio.

La plataforma Tsunami Democràtic, surgida para responder al fallo del Tribunal Supremo en el caso del proceso independentista catalán, ya ha dejado claro que su intención no es impedir que ni el árbitro ni los dos equipos lleguen al Camp Nou, ni tampoco que se suspenda el encuentro, lo que sucedería, por ejemplo, si se produce una invasión de campo.

Fuentes vinculadas al FC Barcelona y a uno de los partidos que lideran el 'procés' explicaron a EFE que, en los últimos días "en el movimiento independentista se ha ido extendiendo, como una mancha de aceite, un clima de moderación en cuanto a la intensidad de la reivindicación de este miércoles".

La misma fuente señala que esas movilizaciones siguen buscando "tener el máximo impacto internacional posible", pero que el club, el Departamento de Interior y los actores del 'procés' coinciden en que el éxito de las mismas pasa por que "a nadie se le vaya la mano y la gente pueda disfrutar tranquila del Clásico".

Tsunami Democràtic ha convocado una concentración, cuatro horas antes de que empiece el partido, en las inmediaciones del Camp Nou y a la que ya se han inscrito más de 25.000 personas, pero no tiene previsto bloquear todos los accesos para llegar al estadio.

La plataforma ha adelantado que la acción se producirá durante la disputa del encuentro y que su objetivo se basa en que el mensaje "Spain, sit and talk" (España, siéntate y habla) sea visible. Y que ha trasladado al FC Barcelona la intención de que esa acción tenga una gran repercusión, aunque "por el momento" no ha habido una respuesta positiva.

En este sentido, el Barça ha desmentido que esté negociando con Tsunami Democràtic para que modere la protesta en el Clásico, y el presidente de la entidad azulgrana, Josep Maria Bartomeu, ha insistido en que "el Camp Nou es un espacio de libre expresión" y que respetarán cualquier reivindicación cívica que se produzca dentro del recinto.

En cualquier caso, el Clásico de mañana movilizará 3.000 efectivos preparados para evitar cualquier incidente. Un millar de ellos serán agentes de los Mossos d'Esquadra y unos 2.000 pertenecen a la seguridad privada del club.

El dispositivo tendrá dos fases: en la primera se establecerá, desde por la mañana del mismo día del partido, un cordón de seguridad que garantice la llegada al Camp Nou de los jugadores y árbitros, y la segunda se centrará en el acceso del público al estadio.

Según el Departamento de Interior de la Generalitat, el número de policías movilizados es algo superior al de otros Barça-Real Madrid, y fuentes del FC Barcelona han confirmado que el contingente de agentes de seguridad privada contratados para esta ocasión también es significativamente más elevado.

Y es que el partido está considerado de alto riesgo debido, no solo a la convocatoria de la plataforma independentista para protestar por la sentencia del 'procés', sino también a la alerta terrorista de cuatro sobre cinco que hay en España.

El consejero de Interior, Miquel Buch, ha asegurado que contemplan hasta "el peor escenario", que sería una invasión de campo en mitad del partido, una acción que no ve "probable", aunque sí "posible" y que, en principio, Tsunami Democràtic descarta llevar a cabo.

Ginés Muñoz.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación