El balance de Piqué tras la primera edición de la nueva Copa Davis: un "éxito", pero con problemas a solucionar

LA NACION
lanacion.com

El presidente de la ITF, David Haggerty, y Gerard Piqué, impulsores del nuevo formato de la Copa Davis.

"En líneas generales, el evento ha sido un éxito". Gerard Piqué, futbolista de Barcelona y presidente de Kosmos, el grupo empresario que promovió la reforma del formato de una competencia centenaria como la Copa Davis, respiró aliviado luego de la primera edición de las Finales, en la Caja Mágica de Madrid, aunque siendo consciente de que hubo diversas fallas en la programación y que deberán hacer modificaciones para la próxima temporada.

"Me quedo con el alma del torneo", añadió el defensor catalán, remitiendo a las emociones vividas durante la semana de competencia que terminó coronando a España. "Esas emociones son cosas que no se ven ni siquiera en un Grand Slam. Es la primera vez que manejamos un evento de estas características, sabíamos que íbamos a tener dificultades", amplió. Por primera vez, 18 equipos jugaron en una semana y algunos inconvenientes parecían inevitables, como que algunos encuentros terminaran a altas horas de la madrugada, como sucedió con un dobles entre Estados Unidos e Italia que finalizó pasadas las 3 de la mañana.

"El tema de los horarios es algo que lo vamos a trabajar para que en el futuro sea mejor", reconoció el esposo de Shakira, aventurando la chance de añadir una cancha más a las tres que se utilizaron en la Caja Mágica. "Tenemos que ser más creativos", aportó Piqué, ante la dificultad de agregar días a la competencia en un cargado calendario tenístico que apenas deja fechas libres y representa un hándicap a la hora de atraer a las grandes figuras. "Uno de los mayores retos que encaramos es el calendario, estamos muy abiertos a hablar con la ATP (que gestiona el circuito profesional)", aportó el presidente de la Federación Internacional de Tenis (ITF), David Haggerty.

Vale destacar que la nueva Copa Davis tiene, además, que competir con la ATP Cup, una nueva competición por equipos que comenzará en enero, en Australia, y cargará aún más el calendario. La Copa ATP, además, entregará puntos para el ranking, algo que la Copa Davis no.

En cuanto a la concurrencia del público a la Caja Mágica (mismo escenario donde se jugarán las Finales de la Davis en 2020), Piqué comentó que "hay que tener en cuenta que es el primer año del nuevo formato, mucha gente no sabía qué esperar, había mucha gente que estaba expectante. Algunas canchas no estaban llenas, pero también es cierto que hay gente que ha viajado de muchos países. Ahora la gente sabe lo que es la Copa Davis y el ambiente que podemos crear, estoy seguro de que para el año que viene mejoraremos mucho".

Haggerty, recientemente reelecto como presidente de la ITF, concluyó la rueda de prensa, en Madrid, con un mensaje positivo: "La Copa Davis ha sido un éxito y nos da una plataforma para seguir construyendo".

Qué leer a continuación