Balance 2019, fútbol internacional: Liverpool fue la referencia colectiva y Messi el rey en lo individual

Claudio Mauri
lanacion.com

La marea roja que se insinuó en 2018, cuando Liverpool perdió increíblemente la final de la Champions League ante Real Madrid por los errores de Karius y en la Premier se quedó a un punto de los estratosféricos 98 de Manchester City, se intensificó este año hasta hacerse incontenible. El equipo de Jürgen Klopp se entronizó en 2019 como el equipo de referencia a nivel global. Hizo suya Europa en la definición que derrotó a Tottenham, doblegó a Flamengo en el Mundial de Clubes y va como un cohete en la Premier, a punto tal que Pep Guardiola ya considera que no es realista pensar en retener el título con Manchester City.

Liverpool marcó tendencia por resultados y estilo. Incluso estableció una migración de corrientes futbolísticas dominantes. A medida que declinó el juego de posición de Barcelona, imitado por muchos otros equipos, la posta fue tomada por el ritmo frenético y asfixiante de Liverpool. Los rivales sucumben a su presión y a la velocidad con que llega al área rival, donde el tridente Salah, Firmino y Mané está secundado por volantes y laterales que rompen líneas. De manera simbólica, la supremacía de una manera de entender el juego sobre la otra quedó plasmada en el histórico 4-0 de Anfield Road en las semifinales de la Champions ante Barcelona.

Los goles de Liverpool en la final de la Champions League

Una de las víctimas individuales de aquella noche fue Lionel Messi, que aun en medio de ese naufragio igual tuvo un año de alto vuelo, cada vez más afianzado en la faceta de futbolista que tiene una absoluta comprensión del juego, siempre complementado con destellos personales. Su producción se vio reconocida por tres de los premios más importantes a los que se puede aspirar: Balón de Oro France Football, The Best de la FIFA y Botín de Oro europeo. Sin los títulos colectivos que obtuvo el central Virgil Van Dijk, que era el candidato a las principales distinciones, Messi sigue, a los 32 años, instalado como la individualidad más desequilibrante.

El capitán Dani Alves levanta la Copa América que obtuvo Brasil

En el nivel seleccionado, Brasil se consagró en la Copa América con una versión más contundente que estética, carencia que se acentuó por la baja por lesión a último momento de Neymar. Portugal conquistó la nueva Liga de las Naciones de Europa, lo que supuso el segundo título para Cristiano Ronaldo con el equipo de su país.

Brasil, campeón de la Copa América en su casa

En estos 12 meses también colgaron los botines jugadores que dejaron una huelle indeleble, como Xavi, Arjen Robben, Samuel Eto'o, Bastian Schweinsteiger, Fernando Torres, Wesley Sneijder, Robin Van Persie, Patrice Evra y Petr Cech.

Qué leer a continuación