Balón de Oro y triplete, el resultado de la última renovación de Laporta con Messi

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

El futuro del Barcelona está en juego. Tras una temporada que terminará este fin de semana con varios a temas a tratar durante todo el verano, Joan Laporta se enfrenta a una renovación que marcará en buena parte los próximos años del equipo. Algo que ya le tocó vivir al presidente 13 veranos atrás, cuando se deshizo de varios pesados del vestuario para encaminar lo que sería uno de los mejores resultados deportivos del equipo a lo largo de la historia.

 

La historia comienza en verano de 2008. Tras dos años sin títulos, Laporta remueve de su cargo a Frank Rijkaard y apuesta por un inexperto Pep Guardiola para coger las riendas del primer equipo. Tras un par semanas de conocer al plantel, el catalán se reúne con el presidente para decirle que no contará con Lilian Thuram, Ezquerro, Oleguer, Edmilson, Crosas, Gio dos Santos, Gianluca Zambrotta, Deco y Ronaldinho. Barcelona estallaba con la noticia.

Para reemplazarlos en otro difícil momento financiero, Laporta y Guardiola decidieron subir a juveniles como Pedro o Busquets, repatriar a canteranos como Gerard Piqué y realizar apuestas en los fichajes de Dani Alves, Martín Cáceres, Keita, Hleb y José Manuel Pinto. Con la revolución arrancaba y Lionel Messi como su nuevo número 10, Barcelona 08/09 daba sus primeros pasos.

Triplete y Balón de Oro de Messi

El primer mes no fue sencillo. Si bien el equipo empezaba a acoplar ese fútbol asociativo y de espectáculo que pedía la ideología de su entrenador, el punto conseguido en sus dos primeros partidos de Liga plantearon varias dudas. Sin tiempo para más especulaciones, Barcelona puso quinta en el acelerador para ganarse el respeto del mundo entero con una temporada donde los Culés se quedaban con los 3 torneos de una forma nunca antes vista.

Al histórico triplete se le sumaron el gloriosos 2-6 del Bernabéu y el comienzo de lo que sería la dinastía de Lionel Messi con los Balones de Oro. 13 años más tarde, Laporta debe volver a armar un proyecto que relance el presente del club y que pueda potenciar al argentino, tal y como ocurrió hace 13 años.