La baja de Raúl Jiménez es un duro golpe en Selección

·2  min de lectura

Abraham Guerrero G., enviado

DALLAS, Texas, EU., mayo 26 (EL UNIVERSAL).- Ya lo había dejado entrever Gerardo Martino y ayer se confirmó: Raúl Jiménez quedó fuera de la convocatoria final para la Nations League que la Selección Mexicana jugará la próxima semana y probablemente tampoco pueda estar en la Copa Oro. Y esto no es un problema menor para el entrenador nacional, quien a pesar de que en sus últimos amistosos en la gira por Gales y Austria para los que ya no tuvo al delantero del Wolverhampton, intentó minimizar el hecho, la realidad es que la ausencia del exatacante del América le pega fuerte a lo que ha trabajado a lo largo del proceso.

Junto a Hirving Lozano y Jesús Manuel Corona, Jiménez se convirtió en el proyecto a la ofensiva de Martino. Se trata del máximo goleador en la era del entrenador argentino con 13 tantos y no solamente es eso, sino que además le cumple funciones importantes de enlace y desahogo del juego por el centro, al ser opción de poste o como asistidor, ya que también suma ocho pases para gol desde 2019, cuando el Tata tomó las riendas del conjunto tricolor. Así que Martino tendrá que hacer que uno de los dos centros delanteros que ha convocado para esa Nations League funcione y funcione rápido, a pesar de que no parecen estar al nivel de lo que representaba Jiménez para la Selección Nacional.

Henry Martín, quien sería el titular ante Islandia, lleva un gol en tres partidos y 109 minutos disputados con el argentino como técnico. Alan Pulido, quien se sumará al equipo nacional después del partido ante los europeos, ha tenido muy poca participación (17 minutos de juego) y no ha anotado. Resulta curioso que el segundo mejor anotador en la era Martino es Uriel Antuna, quien se desempeña como extremo. El futbolista del Guadalajara tiene ocho goles y cinco asistencias en 16 partidos y 925 minutos jugados. Sin embargo, jugar sin centro delantero no fue redituable para Martino.

Así se vio en los últimos duelos amistosos ante Gales (en Cardiff) y Costa Rica (en Austria). En el primero arrancó con Lozano como punta y en el segundo regresó a su tridente con el Chucky por izquierda, Corona por derecha y Pizarro por el centro, lo cual, por supuesto, no dio resultados.

Por eso le urge un "9" a Martino que cubra a Jiménez en lo que puede volver a jugar y lo necesita lo antes posible.