Baile amarillo

·2  min de lectura

Gerardo Velázquez de León

GUADALAJARA, Jal., marzo 15 (EL UNIVERSAL).- América enalteció el proyecto de Santiago Solari, al humillar al Guadalajara (0-3) en la edición 240 del Clásico Nacional. Fue un baile el que le pusieron las Águilas a las Chivas, de inicio a fin. El Rebaño Sagrado fue una caricatura, un estropajo que arrastró su historia... Lo que queda de su prosapia.

Solari al fin ha encontrado a su cuadro y su estilo de juego, siendo pausado a la hora de pensar y rápido a la hora de ejecutar. Jugueteó con su máximo rival cuando quiso y, cuando lo deseó, lo acabó, de la mano de Henry Martín, quien —con dos goles— al fin pagó la afrenta de la Liguilla pasada, cuando falló en momentos clave. Resurgió, fue el verdugo y lo mejor, lo pintoresco, fue que festejó a lo Cuauhtémoc Blanco, como Emperador Azteca, y después poniendo las banderillas.

El clásico fue del América, que dio un baile amarillo. Después de que al minuto de juego, Jesús Angulo se plantó frente a Memo Ochoa, amenazando "venadear" al América, las Águilas bailaron y sin música al Guadalajara, en una sinfonía azulcrema.

Cuando parecía que el Rebaño salía sin daño de la primera parte, vino el remate de Martín para abrir el marcador (45').

Víctor Vucetich sacó a José Juan Macías, entregando el partido, porque América siguió jugando al ritmo que quiso y Martín, con otro cabezazo, marcó el segundo (74'); además, dio el pase para el tercero, de Sebastián Córdova (78'). ¿Qué consecuencias habrá en las Chivas después de esta humillación?

* LIGA MX

Los Tuzos ganan por segundo juego en fila. Después de no ganar en las primeras nueve jornadas, los Tuzos lograron su segundo triunfo consecutivo al imponerse a los Diablos Rojos, con anotaciones de Roberto de la Rosa (82') y Luis Chávez (90'). El equipo dirigido por Hernán Cristante generó algunas opciones de gol en el marco defendido por Óscar Ustari, pero el guardameta argentino de los hidalguenses resolvió todo.

Querétaro confirma su poder como locales. Pese a que dominaron gran parte del encuentro, los Gallos Blancos sufrieron más de la cuenta para llevarse su clásico regional. Ángel Sepúlveda (21') y Hugo Silveira (45') marcaron por los queretanos, quienes han sacado el 100% de sus unidades en el estadio La Corregidora. Nicolás Ibáñez (87') acercó a los visitantes, pero ya no tuvieron tiempo para rescatar —al menos— una unidad.