Bagnaia, Lowes y Binder controlan el primer día en Mugello

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Scarperia (Italia), 28 may (EFE).- El italiano Francesco "Pecco" Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21), el británico Sam Lowes (Kalex) y el surafricano Brad Binder (Honda) controlaron el primer día de entrenamientos libres en el circuito de Mugello, escenario este fin de semana de la sexta prueba del mundial de motociclismo, el Gran Premio de Italia de MotoGP.

Bagnaia, prácticamente con la bandera de cuadros ondeando en la recta de meta, ejerció de "profeta en su tierra" al protagonizar el mejor tiempo de MotoGP en su decimonovena y última vuelta, en la que rodó en 1:46.147, con lo que aventajó en 71 milésimas de segundo al español Alex Rins (Suzuki GSX RR).

Rins, apenas una vuelta antes, había logrado el mejor registro de la categoría, con el italiano Franco Morbidelli (Yamaha YZR M 1) tercero y el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), cuarto, en tanto que el compañero de equipo de éste, el español Maverick Viñales, que había sido el más rápido por la mañana, se tuvo que conformar con la octava posición del primer día.

La primera gran sorpresa de la segunda tanda libre llegó de la mano del portugués Miguel Oliveira y su KTM RC 16, que por la mañana acabo décimo con 1:47.5, y en apenas cuatro vueltas por la tarde ya se había colocado líder al rodar 1,2 segundos más rápido para marcar un 1:46.584, si bien al final ocupó la sexta plaza.

Otra de las sorpresas la protagonizó el propio Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), quien en la frenada de San Donato, a final de la larga recta, entró "colado" y se tuvo que ir recto a la grava para evitar la caída, si bien por entonces sus registros no resultaban demasiado significativos.

No se vio a Marc Márquez demasiado fuerte, más bien sufriendo en la pista de la Toscana, que es muy física, y eso se tradujo en unos registros bastante "pobres" casi durante toda la sesión y que al final le relegaron a la decimotercera plaza.

En los minutos finales comenzaron a producirse los cambios más importantes, el primero de ellos protagonizado por Alex Rins, que con el nuevo dispositivo en su Suzuki rodó en 1:46.218, secundado por el surafricano Brad Binder (KTM RC 16), que superó por 64 milésimas de segundo a su compañero de equipo Oliveira, si bien a ambos los superó el francés Quartararo, 1:46.372, y ya al final también el "héroe" local Bagnaia.

Si se metió en la segunda clasificación Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), que acabó noveno, entre Maverick Viñales y el australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP21).

El británico Sam Lowes (Kalex) acabó siendo mejor que el español Raúl Fernández (Kalex), prácticamente "in extremis", pues logró el mejor tiempo de la primera jornada de Moto2 en su última vuelta.

En apenas tres vueltas los españoles Raúl Fernández (Kalex) y Jorge Navarro (Boscoscuro), además del británico Sam Lowes (Kalex), ya habían rebajado el registro que por la mañana acreditó como el más rápido al estadounidense Joe Roberts (Kalex), si bien ninguno de los españoles fue capaz de mejorar después, lo que si hizo el inglés en la última vuelta que completó al trazado.

El surafricano Darryn Binder (Honda) fue el encargado de comandar la tabla final de Moto3, por delante del italiano Dennis Foggia (Honda) y del británico John McPhee (Honda), con Jaume Masiá (KTM) como el mejor español décimo y su compañero de equipo y líder del mundial, Pedro Acosta, en el decimosexto lugar.

Juan Antonio Lladós

(c) Agencia EFE