Un futbolista va a entrenar con la camiseta del equipo rival para forzar su salida del club

LA NACION
·1  min de lectura

La escena que protagonizó el camerunés Didier Ze Lamkel en el Royal Antwerp de Bélgica fue realmente insólita. El caso es que el futbolista de 24 años quiere dejar el conjunto belga para irse al Panathinaikos, de Grecia, y decidió desafiar a su actual club llegando a un entrenamiento con la camiseta de uno de sus rivales de la Primera División del país.

Ze Lamkel está apurado por cambiar de institución y manifestó explícitamente su deseo de irse al fútbol griego, incluso gratis. "Es simple: me quiero ir a Grecia. Ya di mi consentimiento. No jueguen con mi carrera", expresó en una ocasión.

Ahora, presionó aún más al Antwerp vistiendo la camiseta del Anderlecht, un club que queda a menos de una hora del conjunto con el que mantiene su contrato actual. En la espalda, llevaba el nombre del ahora delantero del Everton Yannick Bolasie.

Sin embargo, el club de Amberes no tomó bien esta actitud de ZeLamkel y le impidió la entrada al entrenamiento. Así se vio en redes sociales, donde se difundieron fotos del joven de 24 años intentando ingresar al predio y los guardias de seguridad sosteniendo la puerta para impedirlo.

El escándalo obligó al delantero camernués a disculparse y fue en Instagram que decidió dirigirse a su público: "Le quiero pedir perdón al club y a los fanáticos del Antwerp porque son hermosos hinchas que siempre me apoyaron".

Asimismo, justificó su acción: "Si reaccioné así fue porque mi cabeza estaba en cualquier otro lado. La transferencia y todo eso no fue fácil para mí. Quiero realmente disculparme por este gesto".