El bádminton hace campeón suramericano a Perú en el año de la pandemia

Agencia EFE
·2  min de lectura

Lima, 17 dic (EFE).- El bádminton ofreció a Perú la mayor alegría deportiva de este funesto y pandémico 2020 al proclamarse en casa como campeón suramericano en el reciente torneo continental celebrado en Lima del 5 al 13 de diciembre.

La selección peruana se impuso por delante de sus pares de Argentina, Colombia y Bolivia en el campeonato celebrado en la Villa Deportiva Nacional (Videna) de la capital peruana.

El combinado anfitrión tuvo una actuación impecable en este torneo al no ceder ni un solo partido a sus rivales, a los que derrotó en los tres casos por idéntico 5-0.

El punto decisivo que consagró a Perú como campeón suramericano de bádminton estuvo a cargo de Inés Castillo en su partido frente a la argentina Ailén Oliva.

A este éxito también contribuyeron Daniel La Torre en el individual masculino; Diego Mini y José Guevara en el dobles masculino, Danica Nishimura y Daniela Macías en el dobles femenino y José Guevara y Paula La Torre en dobles mixtos.

Hasta 68 medallas se colgaron los jugadores peruanos en las distintas categorías de este torneo, entre ellas ocho de oro, diez de plata y once de bronce en las modalidades juveniles.

Este sudamericano de bádminton fue uno de los diversos acontecimientos deportivos internacionales que al inicio del año estaban previstos que se celebrasen en las mismas instalaciones de los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Pero varios de ellos se vieron afectados.

Otros llegaron a disputarse incluso de manera virtual y consolidaron a Lima como una de las capitales deportivas de Latinoamérica con campeonatos que también sirvieron al deporte peruano para dar la cara.

Así ocurrió, por ejemplo, con el Abierto Panamericano de judo, donde los peruanos obtuvieron 13 medallas: 5 oros, 3 platas y 5 bronces, o el Mundial sub'17 de levantamiento de pesas, con 14 medallas para Perú, de ellas tres a cargo de Estrella Saldarriaga.

Son muy pocos los deportistas peruanos que han podido competir en este 2020.

La mayoría se ha pasado buena parte del año sin ni siquiera poder entrenar en condiciones.

Es el caso de muchos atletas olímpicos y de las jugadoras de la liga nacional de voleibol femenino, el segundo deporte nacional después del fútbol masculino, cuya liga ha sido el único torneo que se retomó incluso en mitad del confinamiento.

No ocurrió lo mismo con la liga de fútbol femenino, una disciplina considerada aficionada por la Federación Peruana de Fútbol (FPF), por lo que las jugadoras todavía se entrenan de manera individual por su propia cuenta en parques municipales.

Fernando Gimeno

(c) Agencia EFE