Avellaneda (poco) clásica: Racing e Independiente, el primero sin hinchas, condicionados por el Covid-19 y las urgencias de los resultados

Nicolás Zuberman
·6  min de lectura
El último cruce: Marcelo Díaz festeja el gol con el que Racing le ganó a Independiente 1-0, en el Cilindro de Avellaneda; fue el 9 de febrero de 2020; Lucas Pusineri, DT de los Rojos, quedó condicionado tras ese encuentro
El último cruce: Marcelo Díaz festeja el gol con el que Racing le ganó a Independiente 1-0, en el Cilindro de Avellaneda; fue el 9 de febrero de 2020; Lucas Pusineri, DT de los Rojos, quedó condicionado tras ese encuentro

El 27 de noviembre pasado, el Senado de la Nación aprobó de manera unánime que Avellaneda sea declarada Capital Nacional de Fútbol. El de este sábado en el Cilindro será el primer clásico entre Racing e Independiente sin público en las tribunas en la historia, y también el primero en estrenar esa distinción. Alcanza con cruzar el Puente Pueyrredón y bajar por la Avenida Belgrano para cruzarse con esa leyenda que da la bienvenida a la ciudad. Lo que nació como una iniciativa de marketing de ambos clubes en 2015, luego fue ampliada a los otros clubes del municipio y llevada como proyecto de ley por la diputada Magdalena Sierra, esposa de Jorge Ferraresi, ex intendente de Avellaneda.

Messi contra Real Madrid: el primer hat-trick, su récord y la deuda de mil días

Los caminos del Rojo y la Academia se cruzarán un día después conocer sus rivales de grupos en la Sudamericana y la Libertadores, respectivamente, el gran objetivo deportivo y económico que tienen para este 2021. Por jugar etapa de grupos, Racing recibirá tres millones de dólares, si avanza a octavos US$ 1.050.00 más y otros 1.500.000 si otra vez logra meterse entre los mejores ocho de América, como la edición pasada. Para Independiente, la Sudamericana puede ser el bálsamo para sus problemas financieros: recibirá 900 mil dólares por disputar la novedosa etapa de grupos de esta edición de la Sudamericana y, si logra repetir el título de 2010 y 2017, embolsará cuatro millones de dólares.

Pero el clásico es otra historia. Como por la actual Copa de la Liga el duelo es interzonal, en dos grupos muy parejos y todavía con cuatro fechas más por disputarse, desde lo deportivo parece no haber demasiado en juego. Sí desde el honor: estará en disputa quién manda en el barrio. Nada menos. Y sobre todo será un termómetro, una medida anímica para lo que resta de año.

"Cambié la cabeza": los secretos del Tanque Girotti, el 9 que viene en River

En el último lustro, a la par de la repetición deportiva y mediática de los River-Boca, el resultado del clásico de Avellaneda también se volvió determinante para cada una de sus mitades. En los últimos 5 clásicos hubo un ganador: tres veces fue la Academia, dos el Rojo. En cada una de esas caídas, la derrota ante el eterno rival hizo mella.

racing vs independiente
racing vs independiente


racing vs independiente

Por la Superliga 2016/17, Racing superó por 3-0 a Independiente como local, con goles de Lisandro López (2) y Gustavo Bou. Tres fechas después, aunque ya había dado señales de salida en el propio vestuario del Cilindro, Gabriel Milito renunció al banco rojo. Al año siguiente, otra vez en el Presidente Perón, Independiente venció 1-0, con tanto de Leandro Fernández y un jugador menos desde los 30 minutos del primer tiempo. Fue el último partido que Diego Cocca dirigió a Racing, con el que había dado la vuelta olímpica en 2014. Por la Superliga 18/19, en la que luego levantó el título, la Academia de Coudet se impuso por 3-1 en el Libertadores de América, con la recordada corrida de Lisandro López ante Martín Campaña. A las pocas semanas, Ariel Holan, ya enemistado con la dirigencia, fue despedido del club, con el que había sido campeón de la Copa Sudamericana.

Wanchope, de Boca a la MLS: "Con el tiempo, las cosas se sabrán"

El último choque fue el 9 de febrero de 2020: Racing lo ganó 1-0 con nueve jugadores con gol de Marcelo Díaz. La pandemia dilató los plazos, pero la dirigencia nunca le perdonó aquella derrota a Lucas Pusineri, que se fue en malos términos antes de que terminara la temporada. El único resultado que pareció no mover demasiado las aguas fue el de la fecha de clásicos de la Superliga 2016/17, 2-0 para Independiente en el Libertadores de América.

Cuando en 2015 los departamentos de marketing se unieron para trabajar en conjunto la marca de la capital del fútbol con la intención de atraer sponsors diseñaron un logo que simbolizaba el cielo y el infierno. No imaginaron que llegaría esta seguidilla de clásicos sin empates ni que las derrotas costarían tan caras. Sólo fue una estrategia que atrajo a empresas que buscan posicionarse con los dos equipos y que llevó a Pablo Ruiz, gerente de marketing de la Academia, y Juan Cruz Filgueiras, gerente de marketing de Independiente, a exponer el caso en la EuroLatam de Chile 2018, uno de los eventos de marketing deportivo con más reconocimiento global. El cielo: el celeste y blanco de Racing. El infierno: el de los Diablos Rojos. El cielo y el infierno, por los antecedentes del último lustro, también parece ser lo que le espera a cada club según el resultado del clásico.

Cuando el Kun Aguero brilló ante Racing: el DT de Independiente también era Julio César Falcioni, que este sábado no podrá estar por tener Covid-19
Cuando el Kun Aguero brilló ante Racing: el DT de Independiente también era Julio César Falcioni, que este sábado no podrá estar por tener Covid-19


Cuando el Kun Aguero brilló ante Racing: el DT de Independiente también era Julio César Falcioni, que este sábado no podrá estar por tener Covid-19

Para este sábado, Juan Antonio Pizzi llega apuntado por los dirigentes y con los hinchas mirándolo de reojo. Julio César Falcioni, que seguirá el partido aislado desde su casa, tras conocerse que este martes dio positivo de coronavirus como consecuencia del brote que atraviesa el plantel de Independiente, parece llegar con más espalda por los resultados de este año y por los antecedentes en el clásico: en su ciclo anterior se midió dos veces con Racing, dos triunfos históricos en los que brilló Sergio Agüero: 4-0 en la vieja Doble Visera y 2-0 en el Cilindro. Con bajas en los dos equipos por los contagios de coronavirus y las lesiones musculares, ambos perfilan una formación con cinco defensores. En la previa, además de estar eclipsado por los casos de Covid-19, el clásico de Avellaneda también parece que estará marcado por la cautela.

“En el partido Avellaneda, apenas separados por 300 metros, se alzan dos estadios, emblemas y símbolos de la ciudad pertenecientes a los Clubes de Racing e Independiente, entidades que hicieron de Avellaneda la ciudad más pequeña del mundo en tener dos clubes campeones mundiales”, dice el texto de la ley sancionada a finales del año pasado. Este sábado, ambos planteles posarán con un banner con la leyenda de Capital Nacional del Fútbol, un eslogan que también desde el municipio planean acompañarlo con un museo, un proyecto que quedó en pausa por la pandemia.

Lo que no frenó el coronavirus fue la galería de ídolos que se armó sobre la calle que comunica ambos estadios, un tramo con el nombre Diego Milito y que luego tiene su continuación en José Omar Pastoriza. Ese paseo ahora está decorado con ídolos y figuras relevantes, hombres y mujeres que hicieron grandes a Racing e Independiente.

Cuando Mauro Vigliano pite el inicio del clásico, no habrá hinchas de la Academia ni del Rojo que caminen por esa zona de frontera de la Capital Nacional del Fútbol. Estarán todos detrás de un televisor. Lo mismo ocurrirá con algunos protagonistas: en Independiente, entre integrantes del cuerpo técnico y futbolistas, hay 14 contagiados que deberán seguir a sus compañeros a la distancia; en Racing, Ignacio Piatti dio positivo y Alexis Soto quedó aislado por ser contacto estrecho. Rarezas de esta pandemia que cambió muchas cosas de la cotidianidad pero no parece haber alterado el ritmo de la paciencia futbolera. El sábado hay clásico de Avellaneda. El cielo y el infierno esperan.