El autoveto que Pachuca se inventó

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 22 (EL UNIVERSAL).- La Liga MX confirmó el veto al estadio Hidalgo, en caso de que el Pachuca avance a la final del Guardianes 2021, tras el sobrecupo en el imueble en la ida ante el Cruz Azul.

A pesar de que los Tuzos comunicaron que el castigo había sido autoimpuesto, fue la Comisión Disciplinaria la que sentenció cerrar las puertas del recinto hidalguense.

"Se advierte al club sobre su conducta futura, ya que en caso de que este tipo de acciones se vuelvan a cometer, se podrá imponer sanciones más severas en su contra", anunció la Comisión.

Al Pachuca también se le aplicó una multa económica y, en caso de no avanzar a la final, el veto se aplicará en el próximo torneo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.