Australian Open: un buen sorteo para Diego Schwartzman, el cruce entre argentinos y el debut de Nadia Podoroska

LA NACION
·3  min de lectura

En la madrugada argentina del viernes se realizó el sorteo del cuadro principal del Abierto de Australia, el primer Grand Slam de la temporada, que tendrá a Diego Schwartzman como octavo preclasificado. Al principal jugador argentino del ranking le tocó un estreno contra el sueco Elias Ymer, 204° del ranking mundial, y que ingresó en el main draw tras superar el torneo de clasificación que se disputó hace unas semanas en Doha.

Nadia Podoroska no pudo: perdió con Vondrousova y se despidió en los cuartos de final en Melbourne

El sorteo reveló un duelo entre compatriotas, el que sostendrán Federico Delbonis (77° del mundo) y Juan Ignacio Londero (81°), ambos de posición similar en el ranking. El zurdo de Azul, héroe en la obtención de la Copa Davis 2016, llega con mejor preparación que el cordobés, uno de los jugadores que se vieron afectados por los 14 días de aislamiento estricto, un lapso en el que debió permanecer confinado en su habitación del hotel y sin poder entrenarse.

Las medidas de seguridad para el regreso del tenis en Melbourne Park

Más complicado asoma el panorama para el rosarino Federico Coria, que tendrá enfrente en el debut al canadiense Milos Raonic (14°), mientras que Guido Pella afrontará un duelo de riesgo frente al croata Borna Coric (22°), que llega con bastante juego encima, a diferencia del zurdo bahiense, complicado al igual que Londero en sus entrenamientos previos en Melbourne.

Así fue el sorteo del primer Grand Slam del año

En cuanto al torneo femenino, la única representante argentina, Nadia Podoroska, debutará contra la estadounidense Christina McHale (82a). En caso de avanzar, en la ruta de la rosarina asoman la croata Donna Vekic, en una hipotética segunda rueda, y la estadounidense Sofia Kenin, defensora del título y número 4 del mundo, en una posible tercera ronda.

Los grandes candidatos

Novak Djokovic, número 1 del mundo y ocho veces ganador en el Melbourne Park, se estrenará este año contra el francés Jérémy Chardy (66°), mientras que Rafael Nadal (2°) lo hará contra el serbio Laslo Djere. Si consigue progresar, el mallorquín se cruzaría en octavos con el suizo Stan Wawrinka (18°) o el canadiense Milos Raonic (15°). En cuartos le podría esperar el alemán Alexander Zverev (7°) y en semifinales el austriaco Dominic Thiem (3º), al que batió en la final del año pasado.

Dominic Thiem (3°) tendrá como adversario al kazajo Mikhail Kukushkin, y el ruso Daniil Medvedev (4°), campeón del último Masters de Londres, se cruzará con el canadiense Vasek Pospisil.

Todos negativos

La buena noticia del viernes en Melbourne fue que todos los tenistas que participarán del primer Grand Slam del año aportaron tests negativos de coronavirus. Se habían sometido a la prueba después de la aparición de un positivo entre los empleados de seguridad de uno de los tres hoteles que la organización había puesto a disposición de los jugadores. Por seguridad, todos los partidos de los torneos previos en Melbourne habían sido suspendidos el jueves, a la espera de saber si el virus se había expandido entre jugadores y allegados.

"Todos los que se sometieron a las pruebas dieron negativo", confirmó Craig Tiley, director del primer torneo grande del año, en Melbourne Park. Y añadió, en relación a la autorización para que unas 30 mil personas puedan ver los partidos en los estadios, una cifra que alcanza al 50% de la capacidad de Melbourne Park: "Los espectadores podrán entrar al recinto, y seguimos vendiendo entradas", confirmó Tiley en la radio 3AW. "El Abierto será un lugar extremadamente seguro".