Australian Open: Serena Williams dio otro paso hacia el título-récord que persigue desde hace cuatro años

LA NACION
·4  min de lectura

Con la australiana Ashleigh Barty, número 1 del mundo, liderando casi en soledad la parte superior del cuadro individual femenino del Australian Open, en la previa de los octavos de final la zona baja del main draw lució recargada, con la presencia de distintas campeonas de Grand Slam, como Simona Halep, Naomi Osaka, Iga Swiatek y Garbiñe Muguruza. La otra, claro, fue Serena Williams. La estadounidense, que persigue el récord de los 24 trofeos grandes en singles que ostenta la australiana Margaret Court, tuvo un desafío de riesgo frente a la bielorrusa Aryna Sabalenka (7°), una jugadora muy potente. Sin embargo, la tenista que en septiembre próximo cumplirá 40 años mostró personalidad y logró un triunfo muy valioso (6-4, 2-6 y 6-4, en 2h09m), que la situó en los cuartos de final como una gran candidata al título.

Brian Castaño, el campeón mundial creíble que el boxeo argentino necesitaba

En el primer set, Sabalenka tuvo dos puntos de quiebre en el 3-3, pero Williams logró varios saques ganadores para escaparse. Llegaron al 4-4, la ex número 1 del ranking sostuvo su servicio para adelantarse 5-4 y, en el décimo game, le rompió el saque a Sabalenka para adueñarse del (importantísimo) primer set. Williams no pudo mantener el impulso en el segundo parcial. Su porcentaje de primeros servicios cayó abruptamente al 36% y Sabalenka le rompió los primeros tres juegos de servicio a la estadounidense. Fue el primer parcial que Williams perdió en el actual Abierto de Australia.

Serena obtuvo una ventaja de 4-1 en el set decisivo antes de que los golpes de fondo más potentes de Sabalenka exhibieran una recuperación de la bielorrusa y llevaran el score al 4-3. Sin desanimarse, la hermana de Venus Williams logró cuatro puntos seguidos para mantenerse 5-4 y presionó a Sabalenka. Una doble falta y dos errores de drive fueron el final de la nacida en Minsk hace 22 años, una jugadora con destacados resultados en el WTA Tour (ganó 9 títulos) pero falencias en los Grand Slam (su mejor tarea fue alcanzar los octavos de final en el US Open 2018). Williams aseguró el quiebre decisivo para conseguir la victoria, una más en su búsqueda del que sería su título número ocho en Australia. Fue en Melbourne, precisamente, el último escenario en el que Serena encumbró su último Grand Slam: en 2017, jugando embarazada. Desde entonces disputó cuatro finales grandes (dos en Wimbledon, dos en Flushing Meadows), pero se le negó el título número 24, por el que sigue jugando.

Lo mejor del triunfo de Serena Williams

"Estoy contenta de haber salido de esto. No fue fácil. Sentí que, inclusive, los juegos que perdí estaba cerca de ganar. No en todos los juegos, pero probablemente la mayoría. Solo necesitaba jugar mejor en los puntos importantes. Sabía que podía hacerlo. Todavía no había alcanzado mi punto máximo", expresó Serena. Entre las personas que la apoyaron en la tribuna del Rod Laver Arena estuvo su hermana, Venus, que en Melbourne Park perdió en la segunda ronda frente a Sara Errani (Italia). "Ella es realmente una de las únicas voces que escucho. Sé que cuando escucho su voz me tranquiliza y me da confianza. Hay algo en eso que me hace sentir realmente bien".

La próxima rival de Serena será la rumana Simona Halep, segunda cabeza de serie, que derrotó a la última campeona de Roland Garros, la polaca Iga Swiatek, por 4-6, 6-1 y 6-4. El historial entre Serena y Halep es de 9-2 en favor de la norteamericana, pero la europea ganó el último match, en la final de Wimbledon 2019, por 6-2 y 6-2.

La japonesa Osaka (3°) estuvo a sólo un punto de quedar eliminada ante Muguruza (14°). Pero no flaqueó en el clímax del duelo entre tenistas de gran impacto y que han sido primeras del ranking. Osaka sobrevivió a dos match point y doblegó por 4-6, 6-4 y 7-5 a la española-venezolana en el Rod Laver Arena, para instalarse en los cuartos de final. En esa instancia, Osaka se enfrentará con la taiwanesa Hsie Su-Wei, de 35 años y 71° del ranking, que batió a la checa Marketa Vondrousova (19° favorita) por 6-4 y 6-2.

Los partidos por los octavos de final de Australia que restan disputarse serán Barty vs. Shelby Rogers (EE.UU.), Jessica Pegula (EE.UU.) vs. Elina Svitolina (Ucrania, 5°), Donna Vekic (Croacia, 28°) vs. Jennifer Brady (EE.UU., 22°) y Elise Mertens (Bélgica, 18°) vs. Karolina Muchova (República Checa, 25°).