Australian Open: lo que dijo Nadal después de perder con Tsitsipas, el calambre en la rueda de prensa y la buena noticia para Djokovic

LA NACION
·3  min de lectura

Rafael Nadal es, probablemente, uno de los jugadores más optimistas y competidores de todos los tiempos en el tenis. Durante su desafío frente a Stefanos Tsitsipas, por los cuartos de final del Australian Open, el español se adelantó dos sets a cero e, interiormente, pensó que no se le escaparía. Sin embargo, cayó ante el griego."Stefanos jugó muy bien en el cuarto y quinto set. Hice mi mejor esfuerzo en cada momento, con la actitud correcta. Me mantuve positivo todo el tiempo durante el partido, luchando. Y no fue suficiente. A veces es suficiente. Hoy, no fue suficiente", se lamentó el mallorquín.

Karatsev, la máquina rusa que no se detiene en Australia

El actual número 2 del mundo solamente había perdido una vez en 224 partidos de Grand Slam después de haber logrado los dos primeros parciales: ante Fabio Fognini en la tercera ronda del US Open 2015 por 3-6, 4-6, 6-4, 6-3 y 6-4. Frente a Tsitsipas volvió a padecerlo. "Fallé un par de bolas en el tie-break del tercer set que no podía perder si quería ganar. El problema es que fallé un smash fácil al comienzo del tercer set, un golpe de derecha fácil en 2-1 del tie-break y luego otro smash en ese mismo tie-break", describió Nadal, solamente campeón del Australian Open en 2009.

La derrota de Nadal contra Tsitsipas garantiza que Novak Djokovic seguirá siendo el número 1 del mundo hasta, al menos, el 8 de marzo próximo, cuando superará a Roger Federer para establecer un nuevo récord de 311 semanas en total en la cima del ranking de la ATP.

Durante la rueda de prensa posterior al match en el Rod Laver Arena, Nadal se retiró por un momento tras sentir un tirón. El mallorquín repitió el hecho de 2011, cuando en plena rueda de prensa en el US Open sintió un tirón y se terminó tirando de su silla por los dolores que estaba sintiendo.

El calambre de Nadal en la conferencia de prensa

A los pocos minutos volvió a la sala de prensa y lo explicó: "Me han preguntado si estaba bien preparado y se ha demostrado que no. Físicamente me ha faltado un poco más de preparación, desgraciadamente. He sufrido un tirón y después de tantos memes que hubo con lo de Nueva York, he decidido salir de la sala, me ha dolido bastante más, pero supongo que habré evitado algo".

Después continuó con el análisis: "Nunca me consideré persona desafortunada, en absoluto", dijo Nadal. "No importa las lesiones que tuve. Creo que soy una persona muy afortunada. Lo único que puedo hacer es seguir adelante. Me puse en posición de estar a dos sets en cuartos de final, cerca de las semifinales. ¿Se ha perdido una oportunidad? Sí, pero la vida continúa. Espero seguir teniendo oportunidades y seguiré luchando por ellas ", consideró.

Tsitsipas, el "pajarito" que eliminó a Nadal

El español se negó a culpar de su derrota a sus recientes problemas físicos en la espalda, que le perturbaron desde su llegada en enero a Australia. "Él jugó bien. Yo tengo que regresar a los entrenamientos para ser mejor", afirmó. "Antes de llegar (a Australia) estaba en muy buena forma, pero no tuve suerte con lo que me pasó durante veinte días (dolores dorsales que le impidieron entrenar y jugar en competición antes del Abierto de Australia). He estado luchando para poder jugar y recuperar mi nivel. Pero hoy no fue suficiente. No estuve lejos, pero así es el tenis", constató.