Australian Open: Melbourne vuelve al confinamiento en medio del torneo de tenis

LA NACION
·2  min de lectura

MELBOURNE.- Los jugadores de tenis recordaronla felicidad que les dio vivir otra vez en el "viejo mundo". Gozar de la libertad de andar sin barbijo por la calle, poder salir a tomar algo. Disfrutar de la vida como se la conocía antes de la pandemia de coronavirus. Pero apenas cuatro días después de comenzado el Abierto de Australia, ese paraíso volvió a la cuarentena. Luego de confirmarse cinco casos de Covid-19 en la ciudad, el gobierno de Victoria decidió decretar el confinamiento total durante cinco días, a la espera de controlar la situación. Y esto ocurre en pleno desarrollo del Abierto de Australia, el primer Grand Slam de la temporada.

En un intento de frenar un posible resurgimiento de la pandemia, el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews, afirmó que este confinamiento era necesario para frenar un brote de variante británica "hiperinfecciosa" del coronavirus, aparecido en uno de los hoteles en el que pasaron la cuarentena varios jugadores y participantes en el Abierto de Australia.

Schwartzman, en Australia, un país que controló el coronavirus: "Si pudiera me quedaría viviendo unos meses"

Los organizadores temen que se decrete, también la suspensión de la competencia. Por el momento, mientras Andrews hizo el anuncio, los partidos siguieron jugándose.

Los primeros informes indican que la gente no podrá salir de sus casas. Sólo estará permitido dejar la vivienda para compras de primera necesidad. Y en ningún caso se permitrán traslados de más de cinco kilómetros.

¿Cómo afectará esto al tenis? Todavía no hay precisiones. En primer lugar, el torneo dejará de jugarse a puertas abiertas. Hace dos noches, el partido de Nick Kyrgios tuvo un desborde de fervor en las plateas del estadio. Y esa pasión permitió que el tenis viviera un momento así, al estilo Copa Davis, como no se veía desde hace un año. Eso ya no será posible.

Los jugadores, al igual que los ciudadanos, estarán obligados a permanecer en los hoteles en los que se encuentran alojados. Volver al modo "burbuja", para evitar contagios.

Agencia AFP