Australia vuelve a frustrar las aspiraciones de Nadal al trono de los Grand Slam

Ian Ransom
·3  min de lectura
El tenista español Rafael Nadal reacciona durante su partido de cuartos de final del Abierto de Australia contra el griego Stefanos Tsitsipas en Melbourne Park

Por Ian Ransom

MELBOURNE, 17 feb (Reuters) - El tenista español Rafa Nadal desechó lamentar el revés sufrido en Melbourne en su camino a la corona de Grand Slams con la promesa de seguir "luchando", después de que se fue del Abierto de Australia con una ya familiar sensación de amargura tras caer el miércoles ante un talento emergente.

Nadal, número dos del mundo, parecía dispuesto a pasar a las semifinales en Melbourne Park, pero fue superado por Stefanos Tsitsipas (3-6, 2-6, 7-6(4), 6-4 y 7-5), un rival al que superó en las semifinales de 2019.

Con esta, el jugador de 34 años ya ha perdido en los cuartos de final dos años consecutivos, ya que el año pasado fue superado por Dominic Thiem.

Igualado en 20 títulos de Grand Slam con Roger Federer, Nadal espera enderezar el rumbo en su predilecto Abierto de Francia, pero podría haber dudas sobre sus posibilidades de otra victoria importante en pista dura ya que la próxima generación de jugadores comienza a consolidarse.

"Es un episodio más en mi carrera como tenista", dijo Nadal a los medios de comunicación con una sonrisa apenada.

"Eso es todo. Otro partido que he perdido aquí en Australia con una ventaja importante. Lo acepto y sigo adelante. Así es la vida".

"He jugado contra uno de los mejores jugadores del mundo, así que siempre hay que esperar lo mejor del rival y estar preparado para todo".

Nadal, quien ganó su único trofeo del Abierto de Australia en 2009, tuvo una preparación difícil para el Grand Slam de este año, con una distensión en la parte baja de la espalda que lo dejó fuera de la Copa ATP.

El mallorquín dijo que más partidos en la preparación podrían haber ayudado, pero negó que estuviera en baja forma cuando Tsitsipas llevó su partido a un quinto set.

Nadal ha tenido muchos problemas por lesiones en Melbourne Park en el pasado y ha sido derrotado cuatro veces en la final. Su reacción cuando se le preguntó si estaba maldito en Australia fue un resoplido.

"No, no, no. En absoluto me siento desafortunado y para nada me quejo de mi suerte aquí en Australia", dijo.

"Cada uno tiene lo que (se) merece. El tenis no es un deporte justo. Tengo lo que merezco en mi carrera, y aquí en Australia tuve oportunidades, pero no pude convertirlas. Eso es todo. No merecía más".

En el quinto y último día de confinamiento en Melbourne, el miércoles no hubo presencia de aficionados en el Rod Laver Arena, pero es posible que el defensor del título, Novak Djokovic, haya animado a Tsitsipas desde su habitación de hotel.

La eliminación del español no sólo aparta un obstáculo en el intento del serbio de conseguir su título 18 de Grand Slam, sino que también asegura que Djokovic celebrará su semana 311 como número uno del mundo el mes que viene, superando el récord histórico de Roger Federer de 310 semanas.

Djokovic se enfrentará al ruso Aslan Karatsev en la semifinal del jueves, mientras que Tsitsipas se enfrentará al ruso Daniil Medvedev en la otra semifinal del viernes.

Nadal se centrará en su futuro.

"La vida continúa. Espero seguir teniendo oportunidades. Voy a seguir luchando por ello".

(Información de Ian Ransom; editado por Christian Radnedge; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)