La ausencia de público ha reducido un 5% la influencia del factor campo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Valencia, 12 jun (EFE).- La ausencia de público en los estadios españoles en la temporada 20-21 como consecuencia de las restricciones derivadas del covid-19 ha coincidido con la reducción en un cinco por ciento de la influencia del factor campo, tradicionalmente a favor del equipo local respecto a etapas anteriores.

Este porcentaje es el menor de las grandes ligas europeas (España, Francia, Italia, Inglaterra) que se juegan con veinte clubes, según un estudio realizado por Centro de Investigaciones de Historia y Estadística del Fútbol Español (CIHEFE).

El trabajo, desarrollado por el investigador José del Olmo, compara las victorias locales y visitantes de las temporadas más recientes en las que ha habido público en los estadios, con la que acaba de concluir, en la que de los 380 partidos de la Liga española, solo cinco se han disputado con espectadores, aunque en una cifra muy reducida, pues en total no han llegado a los 20.000 asistentes.

En este sentido, el especialista, señaló a EFE que “sin ánimo de polemizar, en la última jornada de Liga, el Elche se salvó en casa con público y el Huesca no consiguió el objetivo al empatar como local sin aficionados en las gradas, por lo que, aunque un partido no determina una tendencia, en este caso ganó el que contó con sus incondicionales”.

Del Olmo recuerda que a lo largo de la historia del campeonato, muchos han sido los factores que han dado ventaja al equipo local y entre ellos enumera el estado del terreno de juego, la climatología, el cuidado del césped o la presión sobre los árbitros, aunque el más importante es el de la presencia de aficionados, que habitualmente “dan alas” al conjunto que juega en casa con el público a su favor.

La tendencia se empezó a advertir, explica del De Olmo, en las últimas once jornadas de la Liga 2019-2020, en las que ya no hubo aficionados en los estadios, pero el análisis de del periodo 2014-2019, con cinco campeonatos íntegros con gente en el campo, constata la dinámica.

En la Liga 20202-021 se han registrado 158 triunfos locales (41,6 por ciento) frente a los 109 empates (28,7) y las 113 victorias visitantes (29,7) en los 380 encuentros del campeonato.

Sin contabilizar la temporada precedente, con veintisiete jornadas con público y once sin aficionados, Del Olmo recuerda que en los 1.900 encuentros jugados desde 2014 a 2019, los porcentajes fueron de 46,4 por ciento de triunfos locales, frente al 24,6 por ciento de igualadas y casi un 30 por ciento de triunfos forasteros.

Estas cifras hacen pensar que los triunfos locales han cedido su porcentaje a los empates, ya que el de las victorias del equipo visitante prácticamente no ha variado.

El investigador constata que esta situaciones tienen matices en cuanto al rendimiento específico de algunos equipos y prueba de ello es que tres clubes de la Liga española (Barcelona, Cádiz y Eibar) han sumado más puntos a domicilio que en casa, mientras que el Real Madrid iguala los conseguidos como local con los obtenidos de visitante.

En las ligas europeas estudiadas, la influencia del factor campo ha perdido identidad, ya que en Francia e Inglaterra ha bajado en más de un siete por ciento, en Italia lo ha hecho un seis por ciento.

Además, en Francia e Inglaterra se han registrado más victorias forasteras que locales y en la última campaña los equipos que jugaban en casa en estos dos campeonatos han sumado en cada caso y de forma global casi cien puntos menos que en la etapa anterior (2014-2019).

Alfonso Gil

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.