Augusto Fernández cuelga las botas

·2  min de lectura

Cádiz, 20 may (EFE).- El centrocampista internacional argentino del Cádiz Augusto Fernández ha anunciado este jueves que cuelga las botas a los 35 años y después de una larga y fructífera trayectoria de dieciséis que comenzó con su debut en enero de 2006 en el River Plate de su país.

En una emotiva comparecencia de prensa, acompañado por el presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, el técnico cadista, Álvaro Cervera, y sus compañeros, el medio bonaerense de Pergamino ha dicho adiós al fútbol tras su segunda temporada en el club de la Tacita de Plata, adonde llegó procedente del Beijing chino.

Augusto Fernández manifestó que la decisión de dejar el fútbol la viene meditando y "barajando" desde hace tiempo y que la puso en conocimiento del "presi, el míster y los compañeros" del Cádiz, quienes, según dijo, le recomendaron que se la pensase porque su "importancia en el equipo iba más allá de que jugara más o menos".

Desveló que así lo hizo con su mujer, su familia y en soledad y que quiso postergar la decisión "con el objetivo de competir cada día" como hizo siempre durante toda su carrera, en la que fue "todo corazón y después iba la cabeza" y en la que su "impulso" era el "entusiasmo, la pasión y la resiliencia" para mantener el equilibrio.

Sin embargo, y tras mucho meditarlo, el medio internacional con la albiceleste, con la que fue subcampeón del Mundo en 2014, señaló que ahora debe "ser honesto" consigo mismo y, pese a que físicamente está bien y muchos le dicen que siga, "honestamente" no está sintiendo "la pasión extrema" que siempre le movió.

Por ello, y a pesar de que su padre le decía "jugá hasta que el fútbol te deje", Augusto Fernández consideró que "es el momento de cerrar" porque "la vida sigue" y "cuando se cierra una puerta se abre otra" y prefiere "tomar esta decisión con entereza después de haberlo dado todo".

Augusto Fernández jugó en River hasta que en 2009 dio el salto a Europa al Saint Etienne francés, donde militó una sola temporada antes de regresar al Vélez Sarsfield de su país, desde donde le fichó el Celta de Vigo (2012-2016) y, desde ahí, pasó al Atlético de Madrid (2016-2018).

Dos graves lesiones en ambas rodillas con los colchoneros marcaron la recta final de la carrera de Augusto Fernández, quien en 2018 se marchó a China una temporada antes de recalar en el club en el que ha militado en los dos últimos años y en el que ha colgado las botas.

(c) Agencia EFE