Augustinsson, Lindelöf y Helander: la base defensiva de los campeones de 2015

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Madrid, 12 jun (EFE).- Los pocos supervivientes del único triunfo internacional en la historia de Suecia, el Europeo sub-21 que conquistó en 2015, son ahora el pilar defensivo de una selección que peleará por ganar a España en su estreno en la Eurocopa desde la fortaleza de su zaga.

De los cuatro titulares que intentarán sujetar las acometidas del combinado de Luis Enrique, tres participaron en la conquista de aquel Europeo que se disputó en la República Checa hace ya seis años. Son Ludwig Augustinsson, Filip Helander y Víctor Lindelöf. El cuarto integrante del grupo de campeones, Emil Krafth, no ha conseguido desplazar del once al veterano Mikael Lustig, que se agarra con fuerza al lateral derecho.

Sólo hay un quinto jugador que ganó el Europeo de la generación 1993-1994 y que disputará la Eurocopa con el conjunto escandinavo. Es Robin Quaison y tampoco tiene la titularidad asegurada en la punta de ataque por culpa de la presencia de tres competidores de alto nivel: Marcus Berg, Alexander Isak y Dejan Kulusevski, ahora con coronavirus.

El resto de los integrantes de la plantilla que ganó a Portugal en la tanda de penaltis para proclamarse campeona de Europa sub-21 ni está ni se le espera. Salvo John Guidetti, que tuvo opciones de acudir a la Eurocopa, los demás casi no han sido tenidos en cuenta. Principalmente, porque la mayoría juega en ligas menores.

EL EUROPEO SUB-21 DE 2015, ÚNICO TÍTULO INTERNACIONAL DE SUECIA

De aquella generación solo cinco sobreviven a las decisiones del seleccionador Janne Andersson, que ha visto en casi todos un filón para armar la defensa de Suecia. Augustinsson en el lateral izquierdo y los centrales Helander y Lindelöf, son indiscutibles en la línea de cuatro que forma atrás habitualmente para afrontar cada partido.

Los tres fueron titulares en la final que ganaron a Portugal en 2015 y todo parece indicar que ante España saldrán en el once de Suecia. El trío defensivo de Andersson participó en un logro histórico que no es cualquier cosa en su país: levantaron el único título de la historia de Suecia.

No hay más ni en las categorías absolutas ni en las inferiores. Sus mejores registros son dos terceros puestos en los Mundiales (Brasil 1958 y Estados Unidos 1994) y un subcampeonato en Suecia 1958. En los Mundiales sub-20 y sub-17 y en el resto de Europeos sub-21, sub-19 y sub-17, no hay ni rastro de finales o terceros puestos.

Y el premio de participar en esta Eurocopa para aquellos héroes sólo se lo han llevado cinco nombres de los 24 que acudieron a la fase final de la República Checa. Y, tres, serán titulares. Las cualidades de cada uno de ellos, han convencido a Andersson, que no ha dudado en citarles.

AUGUSTINSSON, HELANDER Y LINDELÖF: INDISCUTIBLES

Augustinsson ha sido titular en el Werder Bremen y, aunque no ha vivido una de sus mejores temporadas en Alemania, es un hombre clave en su club. Fue el lateral izquierdo del Mundial de Rusia y su fútbol descarado en ataque con alguna que otra laguna atrás, han hecho del internacional sueco un fijo en el esquema de su selección.

En el Rangers, campeón de Escocia después de una década sin ganar la Liga, Helander es el jefe de la defensa. Se encuentra en el mejor momento de su carrera deportiva después de mucho trabajo para conseguir llegar a su mejor nivel. Ahora, es un central solvente, fuerte y con buena salida del balón que no ha dejado indiferente a Andersson.

Cierra la nómina de campeones titulares Lindelöf, líder indiscutible de la Suecia campeona de Europa en 2015 como lateral derecho. Fichado por el Manchester United desde muy joven, se reconvirtió en central y este curso acumuló 45 partidos y 4.041 minutos al frente de la zaga del cuadro inglés. Después de pulir su falta de contundencia y algunos errores, se ha convertido en un hombre vital para su equipo y para Suecia.

El cuarto elemento que cerraría el pleno de defensas campeones en 2015 no ha conseguido explotar en la selección después de dos campañas irregulares en el Newcastle. Krafth no ha conseguido desbancar a Lustig que a sus 34 años y gracias a su fortaleza, se mantiene en el lateral derecho.

CHOQUE DE GENERACIONES

Aquella generación de Suecia coincidió en el tiempo con Isco Alarcón, Álvaro Morata, Pablo Sarabia, Saúl Ñíguez, Kepa Arrizabalaga, Sergi Roberto, Munir, Sandro Ramírez y José Luis Gayá. Sólo Sarabia, Gayá y Morata están en la lista principal de Luis Enrique.

Esa España sub-21 se atascó en la fase de clasificación para el Europeo de 2015 y se quedó en el camino tras caer en la eliminatoria previa a la fase final en un doble choque ante Serbia. Mientras, sus ahora rivales en el estreno de la Eurocopa, avanzaron sin oposición hasta ganar el único trofeo de la historia de Suecia.

Ahora, años después, Morata, Sarabia y Gayá, junto al resto de la selección española, tendrán un estreno complicado en la Eurocopa. Suecia, no sólo son nombres como Emil Forsberg o Aleksander Isak. También suenan Augustinsson, Lindelöf y Helander, un trío defensivo que, al contrario que el resto de sus compañeros, sí saben lo que es ganar un título internacional. Son la excepción.

Juan José Lahuerta

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.