Atletas se unen al paro de mujeres

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 10 (EL UNIVERSAL).- Los pasillos, corredores y la mayoría de los gimnasios del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), uno de los inmuebles en la que se preparan algunos atletas nacionales con aspiraciones a calificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, lucieron desérticos en su mayoría.

Personal de cocina, limpieza o algunos atletas apurados aparecían de vez en cuando en las instalaciones. Todos tenían una característica: eran varones. Así fue la mañana del CDOM durante el Paro Nacional de Mujeres.

"Tengo diez boxeadoras en la selección. Ninguna vino a entrenar", dice Francisco Bonilla, entrenador de la selección mexicana de boxeo. "No estoy de acuerdo, pero fue una instrucción".

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Pero no todas las atletas pararon. En el Gimnasio Soraya Jiménez, de levantamiento de pesas, ninguna de las seis atletas concentradas faltó a su entrenamiento matutino.

"Tengo un compromiso con México y un sueño de ir a los Juegos Olímpicos. No pude dejar a un lado el entrenamiento", sostiene Anacarmen Torres Wong, una de las halteristas de la selección a este diario. "Sin embargo, apoyo el movimiento, quiero que (los hombres) valoren nuestra presencia en todo aspecto".

Los rasgos delicados de Andrea de la Herrán, otra de las halteristas, contrastan con la rudeza de la barra olímpica y los discos que carga en sus entrenamientos o competencias. Es delgada, de ojos café, cabello castaño claro, tímida y de sonrisa fácil.

Dice que ella tampoco podía postergar su entrenamiento, que la preparará para buscar su boleto olímpico en Barranquilla, Colombia, a finales de marzo. Sin embargo, confiesa que tiene preocupaciones por la violencia de género que sufren las mujeres.

"Estamos tan propensas a la inseguridad en el país, que el mismo entrenamiento (de levantamiento de pesas) me puede ayudar a defenderme si en algún momento me agreden... Este día es importante que entrene para demostrar que las mujeres no somos el sexo débil", sostiene de la Herrán a este periódico.

El Comité Olímpico Mexicano también sufrió la ausencia de un sector de las empleadas administrativas, mientras que algunos equipos de futbol femeniles, como Chivas, también detuvieron sus actividades.

En los medios de comunicación deportivos, presentadoras, periodistas, integrantes de producción y redacción no asistieron a sus centros de trabajo.

"Apoyo el Paro Nacional de Mujeres, porque no sé lo que haría si le pasara alguien cercano", sostiene Torres Wong.



Qué leer a continuación