Atlantis Jr., a crecer en el pancracio con sinodales rudos

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 6 (EL UNIVERSAL).- Con poco más de un año en la lucha libre profesional, Atlantis Jr. desconoce las caricias de rudos naturales como Raziel y Cancerbero, dos tipos acostumbrados a calar a los novatos y que serán un duro escollo para el enmascarado, cuando se midan en la segunda eliminatoria en busca de los nuevos campeones nacionales de parejas.

Templario y el Hijo del Villano III ya esperan oponentes, una cita a la que el heredero del Ídolo de los Niños quiere llegar. "Nos sentimos motivados de ser tomados en cuenta para este torneo, que hayan retomado los campeonatos es algo bueno, con Flyer nos conocemos arriba y abajo del ring, nos llevamos bien y eso debe ser importante a la hora de la lucha".

Cuestionado acerca del nivel de los rivales, el novato acepta que los Cancerberos del Infierno serán de mucho cuidado. "Es importante pensar en los rivales que vamos a enfrentar, nunca he trabajado con gente como Raziel y Cancerbero, me dicen que son muy duros y me emocionan el reto".

En su esquina estará otro chamaco con agallas, también, integrante de una dinastía en el pancracio azteca. "Confío en él (Atlantis), sabemos que no nos daremos la espalda y eso es lo más importante para poder llegar lejos. Raziel y Cancerbero forman una de las parejas más duras del torneo, ojalá nos toque contra ellos".

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Qué leer a continuación