Atlético Tucumán lo complicó, pero River clasificó y habrá Superclásico

Ezequiel Marzana
·1  min de lectura

Este miércoles en el Estadio Único de La Plata, River y Atlético Tucumán jugaron por los 32avos de final de la Copa Argentina, un certamen que ya parecía pensar en un Superclásico y el Decano usó justamente eso de motivación.

+ Video: el 1-0 de Girotti

+ Video: el 2-0 de Girotti

Los de Marcelo Gallardo venían de buenos rendimientos pero malos resultados por el campeonato local. No obstante, eso pareció desaparecer en el primer tiempo y de los pies de Federico Girotti.

Foto: River Plate
Foto: River Plate

Para los 21 minutos, el centrodelantero de 21 años, que reemplazó a Rafael Santos Borré, ya tenía dos goles: uno de un centro al ras de Fabrizio Angileri y otro de una volea descendente de Gonzalo Montiel.

El resultado, más por la diferencia abismal que había en el juego, parecía cerrado. No obstante, pasada la hora de juego, Leonardo Heredia bajó un centro en el corazón del área millonaria y descontó para Atlético Tucumán.

 

A partir de allí, el Decano se creyó que podía empatarlo y acorraló al Millonario contra su arco, que necesitó de las salvadas de Franco Armani para mantener la diferencia.

Sobre el final, River pudo sacar adelante el resultado, cerró el 2-1 final y habrá Superclásico por primera vez en la historia de la Copa Argentina.