Atlético de Madrid: de pobre a millonario para romper con la hegemonía de Real Madrid y Barcelona

·4  min de lectura
Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid celebra ganar el título de La Liga Santander después de la victoria en el partido de La Liga Santander entre el Real Valladolid CF y el Atlético de Madrid en el Estadio Municipal José Zorrilla el 22 de mayo de 2021 en Valladolid, España.
Angel Martinez

No se trata del cuento de la Cenicienta. Atlético de Madrid dejó desde hace un tiempo de ser el pequeño que derrumba gigantes. Es un proceso. Es el diseño de una estructura sólida. Se trata de la creación de una maquinaria ensamblada para sostener el ritmo de producción de sus competidores. Y la conquista de la Liga de España es la consecuencia. No tiene que ver con el azar. La celebración es la suma de la toma de buenas determinaciones, de grandes inversiones, de la convicción como estandarte, de la pizca de acento argento, de la voracidad ganadora desde la conducción. Diego Simeone es el autor intelectual, aunque para que su obra se concrete encontró respuesta en sus jugadores y en los dirigentes para poder correr de su camino a Real Madrid y Barcelona. Una pieza celosamente confeccionada. Un título deseado, la gloria como resultado.

Atlético, campeón entre gigantes

Tuvo que esperar para poder respirar de alivio. No le dieron tanta tregua sus perseguidores. Pero la apuesta, el cambio a tiempo, le dio la energía necesaria para sostenerse sin dudar en que su nueva fisonomía era la indicada. La versión “ofensiva” del modelo Simeone le permitió el guiño en España. Se lo consideraba mezquino en sus propuestas, pero esta versión del Atlético es mucho más generosa que las anteriores. Reconoció el propio entrenador que hubo un factor clave para esa estética renovada: la llegada de Luis Suárez. Ironía del destino, el uruguayo descartado por Barcelona, terminó por convertirse en la herramienta ideal para hacer un ataque más ambicioso del nuevo campeón del fútbol español. Autor del gol del campeonato, además.

Luis Suárez del Atlético de Madrid celebra tras anotar el segundo gol de su lado durante el partido de La Liga Santander entre el Real Valladolid CF y el Atlético de Madrid en el Estadio Municipal José Zorrilla el 22 de mayo de 2021 en Valladolid, España.
ANGEL MARTINEZ


Luis Suárez del Atlético de Madrid celebra tras anotar el segundo gol de su lado durante el partido entre el Real Valladolid y el Atlético de Madrid (ANGEL MARTINEZ/)

Una enorme apuesta. No hay pobres en esta historia. Atlético de Madrid entendió que para darle pelea a Real Madrid y Barça debía salir al mercado, abrir su billetera y seleccionar con justeza cada uno de los futbolistas que le pudieran dar el impulso para competir a la altura. Los desembarcos de Álvaro Morata (pagó por el delantero 35.000.000 de euros), de Yannick Carrasco (27.000.000 de euros), de Suárez (7.000.000 de euros por el préstamo), de Joao Félix (127.000.000 de euros), de Marcos Llorente (30.000.000 de euros) y de Kieran Trippier (22.000.000 de euros), son algunos de los soldados de elite que sumó el entrenador argentino para darle un salto de calidad a su equipo en los tiempos recientes.

Los números estimados de la inversión de Atlético en las últimas dos temporadas son increíbles, ya que gastó cerca de 334.000.000 de euros para competir mano a mano con Barcelona y Real Madrid, que ganaron las últimas seis ligas (4 para Barça) y que invirtieron en refuerzos, durante ese mismo período, cifras muy cercanas: 411.000.000 de euros y 355.000.000 de euros, respectivamente.

Lo mejor de la consagración

Fue paciente Atlético de Madrid, leyó el contexto y dio el golpe cuando debía. Es que Real Madrid, nunca pudo encontrar su punto justo, quedó en medio de la incertidumbre de un entrenador, Zinedine Zidane, que no sabe cuál es su futuro. Y tuvo la inteligencia de comprender que el andar de Barcelona no iba a resultar arrollador como siempre, porque era muy complejo que pudiera salir ileso del escándalo a nivel institucional en que quedó envuelto y que pudiera solucionar con un chasquido de dedos el desajuste deportivo que significó poner en jaque la continuidad de Lionel Messi.

No dejó pasar la oportunidad el equipo de Simeone, el entrenador que acumuló su octavo título en la entidad de Madrid, el máximo ganador en la historia del club como DT, por encima de Luis Aragonés. El Cholo creó una identidad y con esa cultura de equipo guerrero consiguió dos Ligas de Europa, dos Supercopas de Europa, una Copa del Rey, dos Ligas de España y una Supercopa de España.

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran ganar el título de La Liga Santander después de la victoria en el partido de La Liga Santander entre el Real Valladolid CF y el Atlético de Madrid en el Estadio Municipal José Zorrilla el 22 de mayo de 2021 en Valladolid, España.
ANGEL MARTINEZ


Los jugadores del Atlético de Madrid celebran ganar el título de la Liga (ANGEL MARTINEZ/)

Atlético de Madrid parece signado por el celeste y blanco pintado en su historia. Es Simeone la imagen más fuerte, pero también Ángel Correa es parte de esta coronación. Aunque en los libros de los colchoneros aparecen cientos de fotografías de argentinos y en la nómina se destacan las de Rubén Cano, Rubén “Ratón” Ayala, Helenio Herrera, Rubén Panadero Díaz, Juan Carlos Lorenzo, Iselín Ovejero, Jorge Griffa, Maxi Rodríguez, Sergio Agüero

Si alguien entendía que la Liga de España no tiene sabor, porque el predomino de Barcelona y Real Madrid la volvía previsible y aburrida, Atlético de Madrid se encargó de enviar un mensaje y de dejar en claro que hay otro competidor serio y poderoso en la ruta por la corona. Simeone y sus muchachos se sentaron en la mesa principal. Y piensan quedarse allí por mucho tiempo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.