Atlético Madrid - Athletic de Bilbao: el equipo de Simeone ganó con un gol polémico y se aleja en la punta de la Liga de España

·3  min de lectura
El árbitro del encuentro adicionó un minuto de juego en el primer tiempo, pero el partido continuó y Atlético de Madrid anotó el 1-1 transitorio
Captura

Una jugada cambió el partido y lo dejó mejor parado al equipo de Diego Simeone. Lo cierto es que Atlético de Madrid derrotó a Athletic de Bilbao por 2 a 1 y se quedó con tres puntos claves para ponerse al día en la Liga de España, en un encuentro postergado correspondiente a la fecha 18, y de este modo tomó más distancia en la punta del campeonato.

El visitante le generó complicaciones a lo largo del partido y empezó ganando con el tanto de Iker Muniain. Sobre el final del primer tiempo llegó el empate de Llorente, que significó la protesta del equipo vasco. Según los jugadores del visitante, la primera parte debió haber terminado antes y el tanto fue convertido pasado ese tiempo de adición. En el segundo tiempo, Suárez, de penal, dio vuelta el partido.

Atlético Madrid se abraza al triunfo. El equipo de Simeone ganó y se afianzó como líder de la Liga de España
GABRIEL BOUYS


Atlético Madrid se abraza al triunfo. El equipo de Simeone ganó y se afianzó como líder de la Liga de España (GABRIEL BOUYS/)

El equipo de Diego Simeone alcanzó los 62 puntos en la tabla, se afianza en el liderazgo y se escapó a seis unidades de Barcelona y a ocho de su clásico rival, cuando restan 11 fechas para la finalización de la liga.

Tras el amargo empate en el derbi, el Colchonero volvió con buenas intenciones al Metropolitano, pero Bilbao demostró ser un rival complicado, fortalecido desde la llegada del DT Marcelino García Toral a principios de año. A los 21, el visitante abrió el marcador: pase filtrado a Williams y asistencia del delantero a Muniain; el capitán visitante le pegó mordido, pero la pelota ingresó al arco para poner el 1 a 0.

El resumen del partido

A Atlético de Madrid le costó muchos minutos salir del colapso tras el gol, con los remates lejanos de Carrasco como la única vía. Sin embargo, con el tiempo ya cumplido, apareció la jugada que iba a cambiar el trámite del partido. El árbitro Jesús Gil Manzano adicionó un minuto más y cuando el reloj ya marcaba 46 Lemar recibió de Carrasco, apareció entre líneas y envió el centro atrás para Llorente que cabeceó al arco. La fortuna estuvo del lado del local porque rebotó en Unai López y era el 1 a 1, que todo el Bilbao protestó entendiendo que el primer tiempo ya debía haberse finalizado. El Cholo, por su parte, festejó con mucha euforia la igualdad.

Luis Suarez convirtió de penal y salió a festejar su tanto. El gol del uruguayo es el número 18 en su cuenta personal en lo que va de la Liga
Bernat Armangue


Luis Suarez convirtió de penal y salió a festejar su tanto. El gol del uruguayo es el número 18 en su cuenta personal en lo que va de la Liga (Bernat Armangue/)

El visitante, un equipo que venía de ocho partidos sin perder, parecía mucho más accesible con ese empate al descanso. La inercia siguió favorable a los madrileños en la reanudación, y en apenas 5 minutos del segundo tiempo, Luis Suárez se construyó el 2-1, en un desmarque y un recorte en el área que terminó en penal de Unai López por una falta inocente sobre el delantero. El defensor invitó al uruguayo a tropezar con su pie y Suárez no lo esquivó para asegurar la pena máxima que él mismo convirtió para poner el 2 a 1. Con la remontada, los del Cholo sujetaron bien los intentos de épica del doble finalista de Copa del Rey.

Simeone buscó más control con Lucas Torreira y Saúl, pero también metió a Ángel Correa para dar problemas a los defensores rivales. El trabajo ya estaba hecho gracias a Luis Suárez. El Aleti mostró efectividad y seguridad de líder para remontar un desarrollo adverso y no sufrir ante un Athletic acostumbrado a castigar cualquier descuido. El Colchonero es líder con la misma cantidad de partido que sus perseguidores, se acomodó en la punta y le quedan 11 partidos para confirmar que tiene todo para ser el campeón de la Liga y terminar con la dinastía de Real Madrid y Barcelona.