El Atlético aspira a frustrar las esperanzas del Madrid y alzarse con La Liga

·3  min de lectura
Imagen de archivo del atacante uruguayo Luis Suárez del Atlético Madrid celebrando junto a sus compañeros luego de marcar el segundo gol de su equipo ante el Osasuna por La Liga Santander

20 may (Reuters) - El Atlético de Madrid comenzó su carrera por el título de Liga con un largo acelerón pero posteriormente cedió terreno y a punto estuvo de perder toda su ventaja, pero ha llegado al último fin de semana con la línea de meta a la vista y tratará de mantenerse por delante de un Real Madrid aguerrido pero agotado.

Después de una angustiosa victoria por 2-1 ante Osasuna el pasado domingo, cuando el Real Madrid fue líder durante 19 minutos, el Atlético se dirige al campo del Real Valladolid el sábado sabiendo que una victoria le asegurará levantar su primer trofeo de liga en siete años

Sin embargo, un tropiezo podría ser aprovechado por su rival de la ciudad, el Real Madrid, que está a dos puntos de distancia y tiene un mejor registro en los enfrentamientos directos que el Atlético, lo que significa que los blancos ganarían el título si vencen al Villarreal y sus vecinos madrileños empatan o pierden.

El partido del Atlético en Valladolid no será nada fácil, ya que su rival necesita ganar para tener opciones de evitar el descenso. El Villarreal puede parecer un rival más difícil sobre el papel para el Madrid, pero previsiblemente dejará descansar a muchos jugadores para preparar la final de la Europa League con el Manchester United.

El Atlético conoce muy bien la sensación de que el Madrid le arrebate un trofeo de las manos, después de perder la final de la Liga de Campeones de 2014 tras el empate de Sergio Ramos en el minuto 93 y de perder la final de 2016 ante sus vecinos más ilustres en los penaltis.

La historia ha parecido repetirse en numerosas ocasiones esta temporada.

Impulsado por el acierto goleador de Luis Suárez, el Atlético ganó 16 de sus primeros 19 partidos y tomó una ventaja de 10 puntos sobre el Madrid a finales de enero, con un partido menos.

Sin embargo, el equipo empezó a flaquear en febrero, cuando concedió un empate en el último minuto ante el Celta de Vigo (2-2), antes de empatar y después perder ante el Levante.

En el derbi, el equipo estuvo a punto de lograr una importante victoria ante el Madrid, pero un gol de Karim Benzema en el minuto 88 forzó el empate (1-1).

Las derrotas del Sevilla y del Athletic de Bilbao en abril permitieron al Barcelona y al Madrid recortar la ventaja del Atlético a dos puntos, mientras que el Sevilla convirtió brevemente la contienda en una carrera a cuatro bandas.

El Madrid y el Barça desperdiciaron entonces sendas oportunidades de alcanzar el liderato, y el Atlético, con la ayuda de dos penaltis fallados por sus rivales y el gol de Suárez contra Osasuna, se ha mantenido en cabeza.

En cualquier caso, el Madrid merece un gran crédito por haber llevado la contienda hasta el final, a pesar de haber sufrido más de 60 lesiones a lo largo de la temporada.

"Ha sido una liga muy larga y muy dura, pero hemos tenido la suerte de hacer una gran primera parte" del campeonato, declaró el presidente del Atlético, Enrique Cerezo, a la Cadena Ser.

"Tuvimos un bache, pero estamos otra vez en forma. Ahora tener un poco de suerte para ganar al Valladolid", dijo.

(Reporte de Richard Martin, Edición de Christian Radnedge, traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.