La final Athletic-Barça de Copa que acabó en batalla campal

TresB
·4  min de lectura

El Athletic de Bilbao y el Barcelona disputan este 17 de abril su noveno enfrentamiento en una final de Copa del Rey. El balance hasta ahora es muy favorable al conjunto azulgrana, que se ha impuesto en seis ocasiones por solo dos victorias de los rojiblancos.

Los dos triunfos del conjunto vasco sobre el catalán en finales de Copa fueron en 1932 y en 1984, este último en uno de los partidos más recordados de la historia del fútbol español. Y no precisamente por motivos agradables.

Batalla campal entre jugadores del Barça y el Athletic en la final de Copa de 1984. (Foto: RTVE).
Batalla campal entre jugadores del Barça y el Athletic en la final de Copa de 1984. (Foto: RTVE).

Se disputó el 5 de mayo en el Estadio Santiago Bernabéu ante 100.000 espectadores. Entrenado por Javier Clemente, el Athletic vivía uno de los mejores momentos de su historia. Fue campeón de Liga tanto el año anterior como en esa misma temporada alzándose así con el doblete. Enfrente estaba un Barcelona dirigido por César Luis Menotti y con estrellas como Lobo Carrasco, Bernd Schuster o Diego Armando Maradona. Precisamente estos dos últimos habían tenido que pasar por el quirófano tras ser lesionados por Andoni Goikoetxea en choques anteriores y ni ellos, ni ninguno de los jugadores de ambos equipos, lo habían olvidado.

La tensión se palpaba desde el principio y hubo poco fútbol. El único gol del partido lo marcó el delantero rojiblanco Endika en el minuto 14 y, a partir de ahí, broncas, entradas duras, discusiones y un Barcelona incapaz de superar el plan diseñado por Clemente.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de YouTube no disponible por tus preferencias de privacidad

Todo saltó por los aires cuando el colegiado Franco Martínez pitó el final del encuentro. Maradona comenzó a discutir con el Chato Núñez y después le soltó un cabezazo que lo mandó directamente al suelo. Apareció por allí el rojiblanco Miguel Ángel Sola, que había sido suplente, para auxiliar a su compañero y se llevó un rodillazo de El Pelusa en la cabeza que le provocó una conmoción cerebral y cinco puntos de sutura en el labio. Mientras, volaban las patadas, los puñetazos y los golpes de todo tipo entre jugadores de uno y otro equipo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La pelea duró unos 10 minutos y tuvieron que intervenir tanto guardias de seguridad como agentes de policía hasta que finalmente los jugadores enfilaron el túnel de vestuarios. “No han sabido perder”, dijo Clemente posteriormente en la sala de prensa culpando a los jugadores del Barça. Menotti, por su parte, declaró que “nunca había visto nada parecido”.

Sorprendentemente, el árbitro no reflejó nada en el acta y el Comité de Competición solo sancionó a tres jugadores de cada equipo (Maradona, Clos, Migueli, Goikoetxea, Sarabia y De Andrés) durante tres meses, período que correspondía a las vacaciones. Así que podrían reaparecer sin problemas al inicio de la temporada siguiente. Además, dejó claro que la sanción no contaba para los partidos de la selección española, que aquel verano disputaba la Eurocopa de Francia. Por tanto, estos hechos lamentables quedaron impunes.

Tras la llamada batalla del Bernabéu, Athletic y Barça no volvieron a enfrentarse en una final de Copa hasta 2009. En un partido mucho más tranquilo, los azulgrana dirigidos por Pep Guardiola, que aquel año ganaron seis títulos, se impusieron en Mestalla por un contundente 4-1. Los goles de Yaya Touré, Messi, Bojan y Xavi remontaron el inicial de Gaizka Toquero.

Tres años después volvieron a verse las caras en la final de Copa y de nuevo los culés se alzaron con el título. Esta vez fue en el Vicente Calderón y el partido acabó con 3-0 en el marcador con doblete de Pedro y otro gol de Messi.

El propio Messi anotó dos goles, uno de ellos espectacular, en la final de Copa que rojiblancos y azulgranas disputaron en 2015 en el Camp Nou y que terminó con 3-1 para los culés. Neymar anotó el otro tanto para el Barça e Iñaki Williams el del honor del Athletic.

Más historias que te pueden interesar: