Atentado en Barcelona: una joven australiana sobrevivió a tres atentados terroristas en tres meses

LA NACION

El atentado perpetrado ayer en la rambla de Barcelona dejó 14 muerto y 86 heridos. El Estado Islámico sembró el terror en el icónico paseo al que asisten millones de personas por año. Una de ellas es Julia Monaco, una joven australiana de 26 años que está recorriendo el viejo continente. Pero no es la primera vez que se enfrenta al flagelo del ISIS: Julia presenció los ataques en el London Bridge y en París.

La mujer, de 26 años, se encontraba de compras en la Plaza Catalunya, próxima a la céntrica arteria de la capital catalana junto a una amiga cuando una camioneta embistió a todos los peatones que se encontró por el camino, matando a 13 personas. "En una fracción de segundo, todo se convirtió en un pandemónium absoluto", aseguró la joven a medios australianos.

El pasado 3 de junio, Monaco estaba en el metro de Londres justo cuando un hombre atropelló a varias personas y luego apuñaló a un policía en el London Bridge, uno de los centros más concurridos de la capital londinense. El ataque dejó 8 muertos y 48 heridos.

Pocos días después, mientras recorría las calles de Paris en otra de las etapas de sus viajes, la joven australiana presenció cómo un hombre agredió a tres policías a las puertas de la catedral de Notre Dame. Con un martillo, el atacante de origen yihadista, se abalanzó sobre los uniformados hiriendo a uno de ellos.

Pese a sobrevivir a tres ataques, Monaco decidió no regresar a su casa. "No tengo ganas de volver a casa. Siento que quiero quedarme aquí y no dejar que ellos, sean quienes sean, ganen", comentaba en declaraciones al medio 3aw.