Aston Martin compartirá con Mercedes el Safety Car en 2021

Jonathan Noble
·2  min de lectura

Mercedes ha suministrado en exclusiva el coche de seguridad oficial de la F1 desde 1996, comenzando originalmente con un AMG C36 y actualmente usando el Mercedes-AMG GT R.

El fabricante alemán ha estado totalmente comprometido hasta ahora, pero se está negociando una revisión del acuerdo para 2021, cuando comenzará el nuevo Acuerdo de la Concordia.

Aunque se entiende que no se ha tomado una decisión final, varias fuentes de Motorsport.com han desvelado que es cada vez más probable que Mercedes deje de ser el único proveedor del Safety Car.

Seguirá jugando un papel importante –que incluirá proveer el coche médico de la F1–, pero las negociaciones probablemente resulten en que las responsabilidades del coche de seguridad se compartan con Aston Martin.

También lee:

Hulkenberg: "Estoy en contacto con la gente que importa" Brawn: si quieres un piloto que maximice resultados, ese es Pérez Hamilton rechazó otra parada por el recuerdo de China 2007

Tal cambio, que podría ver el uso del coche de seguridad repartido equitativamente entre los dos fabricantes a lo largo de la temporada, ayudaría a compartir la carga financiera entre las dos compañías, dado que la F1 espera tener un calendario de 23 carreras en 2021.

Mercedes y Aston Martin se han acercado cada vez más en los últimos 12 meses, llegando a acuerdos de participación y una cooperación técnica más estrecha.

Recientemente se anunció que Mercedes aumentará su participación en Aston Martin al 20%, al mismo tiempo que dará acceso a una serie de sus tecnologías, incluyendo el tren motriz y la arquitectura electrónica.

El jefe del equipo Mercedes, Toto Wolff, también tiene una participación privada en Aston Martin, y es amigo cercano del actual propietario del fabricante británico, Lawrence Stroll.

El año que viene, Aston Martin regresa a la F1 con su propio equipo oficial, ya que se hará cargo de Racing Point.

Stroll quiere utilizar los beneficios de marketing del deporte para ayudar a impulsar las ventas de coches de calle de Aston Martin mientras se embarca en una ambiciosa renovación de sus operaciones después de algunos años difíciles.

El actual coche de seguridad de Mercedes es el más rápido de la historia de esta categoría, y se ha mejorado desde el comienzo de la temporada 2018.

Su motor V8 biturbo de 4,0 litros produce 585 CV de potencia y puede alcanzar una velocidad máxima de 319 km/h. El alemán Bernd Maylander es el encargado de conducirlo.

El coche médico actual un Mercedes-AMG C 63 S Estate, cuyo piloto es Alan van der Merwe.