Aspirantes a entrenadores en jefe emergen por obligación

·3  min de lectura

Arturo Carlos, enviado

TAMPA, Florida, EU., febrero 3 (EL UNIVERSAL).- Son dos años en los que el coordinador ofensivo Eric Bieniemy se queda cerca de convertirse en entrenador en jefe en la NFL, pero hay cosas más importantes en su agenda, como ganar otro Super Bowl este domingo.

Así de claro fue el coach que es parte de una de las ofensivas más explosivas que podamos recordar en la NFL de la mano de Patrick Mahomes.

Andy Reid se consagró como una mente brillante al guiar diversas ofensivas en su carrera, desde ser parte del equipo en Green Bay con Brett Favre, poner a los Eagles en la palestra con Donovan McNabb, llevar a los Chiefs de regreso con Alex Smith y tomar a Mahomes en la ecuación para consagrar su carrera.

Para Bieniemy el proceso va similar, de ser el corredor a tomar la estafeta como coach de corredores en Kansas City y en un año ser el candidato más importante para dar el brinco a guiar un equipo e la NFL.

A sus 51 años de edad la forma en que habló con los medios en el Super Bowl, deja claro que la motivación y ser un coach enérgico para tomar el control de un equipo parece estar listo, pero aún no está en esa etapa y mantiene su posición, aprendiendo detrás de Andy Reid.

En un momento crítico en la posición de las minorías en los últimos meses de la Unión Americana, la regla Rooney en la NFL ha sido utilizada por parte de los equipos como un requisito para entrevistar a quienes no quieren, pero que deben cumplir. Al menos esa es la lectura cuando al cierre de la temporada regular sólo había cuatro personas a cargo de los equipos como las máximas figuras.

El Super Bowl no sólo pone a Eric Bieniemy en la escena, sino que los tres coordinadores de los Buccaneers están en esa posición, Byron Leftwich es un coach naciente cobijado por Bruce Arians desde que estuvo en Cardinals. Todd Bowles como coordinador defensivo regresó con Arians después de su paso con los Jets como head coach y que no aprovechó la posición, aunque sus credenciales a la defensiva lo reconocieron en 2014 como asistente del año.

El coordinador defensivo de Tampa Bay, Keith Armstrong, se reencontró con Arians luego de casi 35 años cuando inició su carrera en la Universidad de Temple, así los Buccaneers tienen en sus tres coordinadores la representación de esas minorías y sumar a dos mujeres que son parte del staff.

Ambos equipos saben que tienen buena representación, pero la NFL no les ha hecho justicia por diversas razones para tomar el puesto de head coaches, aunque como dijo Bieniemy, la prioridad está en el Super Bowl y por ahora, esa es su única responsabilidad.

Super Bowl al día

Buccaneers. El coach Bruce Arians informó que el receptor Antonio Brown sigue en duda.

Chiefs. El QB Patrick Mahomes reconoció que el ala cerradaTravis Kelce es pieza clave.

Aforo. Se permitirá que 25 mil personas ingresen al estadio Raymond James.