Así será la vida de la hija de Cristiano y Gio

Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo. Foto: Goal.com

Pocos nacimientos han estado rodeados de tanta expectación como el de la cuarta hija de Cristiano Ronaldo, Alana Martina. La pequeña nacía en la noche del 12 de noviembre, en un parto programado, sin complicaciones aparentes.

Así compartía la pareja el feliz acontecimiento en las redes.

 

Sin duda, Alana Martina ha nacido en una familia privilegiada, trayendo mayor alegría a un clan que no hace más que aumentar de número. La menor de cuatro hijos, tendrá que competir en mimos con sus hermanos, entre ellos, los dos mellizos, Eva y Mateo, que nacieron en junio de este mismo año.

Geo, con los mellizos. Foto: Lance!

Todo parece apuntar a que poco cambiará la vida en el hogar de los Aveiro. Para Cristiano, esta es su cuarta hija y para Georgina Rodríguez, de 22 años, aunque es la primera, ya se ha aclimatado a las necesidades de un bebé, al pasar los últimos meses cuidando de los mellizos y del mayor, Cristiano Ronaldo Jr, al que le une una excelente relación.

Pero si de algo no carece CR7 es de espacio y ayuda para criar a sus hijos y de dinero para asegurarles la mejor de las educaciones. Todo apunta a que la pequeña será matriculada en el prestigioso y exclusivo colegio bilingüe de Pozuelo de Alarcón, al que también acude el primogénito Cristiano Ronaldo Jr., próximo a la Finca, urbanización de lujo en la que residen.

CR7 y Cristiano Ronaldo Jr. Foto: Yahoo Sports Italy.

El American School of Madrid, es uno de los centros educativos más caros de Madrid, se estima que la matrícula anual ronda los 15.000 euros. Se sigue un método estadounidense en el que todas las clases, excepto una hora al día, se imparten en inglés americano, por lo que Alana Martina hablará a la perfección tres idiomas: inglés, portugués y español. Queda claro que CR7, que creció en un ambiente de carestía que le impidió brillar en los estudios, quiere que sus hijos destaquen por su exquisita educación.

Para el orgulloso padre, pocas cosas hay más importantes. Así lo hizo saber en una entrevista concedida al medio egipcio ON TV, donde aseguro que “lo más importante es la educación. Si le das una buena educación a tu hijo, bueno valores, crecerá bien”.

Padre e hijo, orgullosos. Foto: 90min.

No dudábamos de que si hay un valor que el jugador inculcará a Alana Martina, será el del trabajo y la dedicación. Pocos deportistas hay tan entregados a su trabajo, que entrenen a tal nivel, para alcanzar la excelencia.

Otro de los valores que no faltará en la educación de la menor de los Aveiro es el amor. Sus padres han dado numerosas muestras públicas del afecto que se profesan entre ellos y del que comparten con sus pequeños y con el resto de familiares.

Ya desde el vientre de su joven madre, Alana Martina disfruta de una privilegiada posición: abundancia, prosperidad, educación y amor. Sólo el tiempo nos dirá como juega sus cartas.

También te puede interesar:

Así se cuidan las novias de los futbolistas

Sergio Ramos y la bandera española