Arturo Vidal vs. Barcelona: por qué el chileno y el club catalán están en conflicto

LA NACION
lanacion.com

Hay nn foco de conflicto lejos de apagarse en Barcelona: el volante chileno Arturo Vidal denunció al club catalán ante la Comisión Mixta de La Liga y la Asociación de Futbolistas Españoles por una deuda de 2,4 millones de euros correspondiente a la pasada temporada.

Vidal, de 32 años, con pasado en Colo Colo, Bayer Múnich y Juventus, sostiene que lo solicitado se debe a la falta de pago por unas variables económicas dentro de su contrato, un reclamo que la entidad catalana atribuye a una mala interpretación contractual por parte de los abogados del jugador.

Por su parte, Barcelona sostuvo ante la Comisión Mixta que esto es una forma de presionar para lograr una salida ante los rumores que lo colocan en el fútbol italiano.

En tanto, según los letrados del futbolista, una de las cláusulas indica que debería percibir 2 millones de euros en caso de disputar el 60 % de los partidos (debe participar de un mínimo de 45 minutos por encuentro). Del otro lado, Barcelona afirma que el futbolista no llegó a este porcentaje, sino que considera que solo le corresponde percibir el 50% del bonus del título de Liga y el 50% del bonus por haberse clasificado para octavos y cuartos de final de la Champions, no habiendo llegado el futbolista al mínimo de partidos exigidos para cobrar la totalidad del premio.

Máxima tensión

Según detalla el diario Mundo Deportivo, de Barcelona, la demanda de Vidal coincide en el tiempo con la negativa del Barça en dejarlo irse del club. Los abogados del centrocampista chileno presentaron su denuncia ante la Comisión Mixta de la Liga y la AFE el pasado 5 de diciembre, cuando el futbolista ya conocía del interés del Inter de Milán en contratarlo.

Sin embargo, la postura del club azulgrana a dejarlo salir, y menos por la que consideran insuficiente oferta del Inter (12 millones de euros), unido a que ni Valverde ni la secretaría técnica quieren desprenderse de un futbolista que es el cuarto máximo goleador del equipo y aporta un perfil diferente al plantel, provocó que Vidal decida denunciar a la entidad azulgrana.

El chileno está tensando la cuerda al máximo dado que entiende que no tiene el protagonismo dentro del equipo que le correspondería. Según desveló ESPN, en la víspera del clásico ante Real Madrid, Vidal ya retiró enojado del entrenamiento antes de que concluyera al saber que no sería titular ante el equipo de Zinedine Zidane

En una entrevista con TV3, el pasado 29 de noviembre, ya dejó abierta la posibilidad de salir. "Si no me siento importante, tendré buscar otro horizonte en diciembre o cuando acabe la temporada", advirtió.

Qué leer a continuación