Artem Dovbyk: la historia del goleador suplente con el que Ucrania hizo historia en la Eurocopa

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Artem Dovbyk, con la camiseta en la mano y acompañado por Evgen Makarenko, festeja el agónico gol con el que Ucrania le ganó 2-1 a Suecia en Glasgow; por primera vez en la historia, los ucranianos se clasificaron a los cuartos de final de la Eurocopa
Andrew Milligan - PA Images

La prórroga se consumía. Ucrania, que disfrutaba de un jugador más por la expulsión de Marcus Danielson, no descubría el camino para quebrar a Suecia. En el banco de suplentes, ahora de impecable traje oscuro y camisa blanca, los ucranios tienen desde hace cinco años a Andriy Shevchenko como timonel. El futbolista más brillante de la historia del país, un goleador fantástico que brilló en Milan y Chelsea, además de Dinamo de Kiev, equipo en el que debutó y se retiró; con 48 festejos, Sheva es el máximo artillero de la selección, con la que participó de una etapa final de la Eurocopa 2012 y del Mundial de Alemania 2006. Con 14 minutos para el desenlace de una batalla extenuante frente a los suecos, el director técnico convocó a Artem Dovbyk, que en su estreno cambió el curso del juego y marcó un hito para Ucrania.

De 24 años, cumplidos el 21 de junio, Dovbyk es el delantero más joven de los cinco que componen el plantel. También el único atacante que no presentaba minutos, después de los partidos con Países Bajos, Macedonia del Norte y Austria por el Grupo C. Su trayectoria apenas enseñaba dos partidos con la selección: nueve minutos ante Kazajistán, por las eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022, y 45 minutos en un amistoso frente a Bahrein. El llamado del entrenador fue para reemplazar al emblema Andriy Yarmolenko, que con 36 goles es el segundo anotador de la historia de Ucrania, por detrás de Shevchenko. El artillero de West Ham, de la Premier League, lucía agotado. El ojo clínico y el olfato de depredador que todavía conserva Sheva, a pesar que no luzca camiseta ni pantalones cortos, diseñó el cambio y el joven Dovbyk martilló: desconocido para el gran público, él también estaba destinado a escribir una página más destacada del fútbol de su país.

Artem Dovbyk conectó de cabeza el pase de Zinchenko y desde el piso observa su obra; el arquero Robin Olsen, la imagen de la desesperación por el gol que desatará el festejo de Ucrania y el lamento de Suecia
PAUL ELLIS


Artem Dovbyk conectó de cabeza el pase de Zinchenko y desde el piso observa su obra; el arquero Robin Olsen, la imagen de la desesperación por el gol que desatará el festejo de Ucrania y el lamento de Suecia (PAUL ELLIS/)

Yarmolenko se quitó la ropa de goleador y asistió con un pase de “tres dedos” para que Oleksandr Zinchenko –con un formidable remate de zurda- rompiera el marcador. El polivalente futbolista de Manchester City tomó el testimonio y fue quien habilitó en segundo capítulo del tiempo suplementario a Dovbyk, que agachándose y de cabeza –tiene una estatura de 1,89m- derrotó al arquero Robin Olsen. El reflejo fue instantáneo, se quitó la camiseta y ensayó una carrera alocada hacia el costado del campo, donde en el festejo quedó sepultado por sus compañeros, integrantes del cuerpo técnico y médico… A metros, Shevchenko también corría y celebraba, con los brazos abiertos, como cuando era futbolista.

No resultó un gol cualquiera el de Dovbyk, que en su corta trayectoria ya jugó en Dnipro (Ucrania), Zari Balti (Moldavia) y Midjtylland y Sonderjyske, ambos de Dinamarca. Para Ucrania es la tercera vez que se clasifica a la etapa final de la Eurocopa y la primera en que logra superar la fase de grupos. El recorrido no fue cómodo ni sencillo, porque llegó a los octavos de final como la peor de las mejores terceras selecciones que lograron el objetivo; la victoria sobre Macedona del Norte fue el boleto para extender la aventura, antes cayó con Países Bajos y en el cierre con Austria. Ninguno de esos temblores detuvo el sueño de superación y aunque Suecia arrastraba mejores estadísticas –se clasificó primera en el Grupo E, donde aventajó a España-, cuando olfateó que el rival estaba herido y desgastado Ucrania lanzó el ataque.

El arquero Heorhiy Bushchan se abrazará con Andriy Shevchenko, tras la conquista de Artem Dovbyk; el entrenador de Ucrania es, con 48 goles, el máximo goleador de la historia de la selección
Stu Forster


El arquero Heorhiy Bushchan se abrazará con Andriy Shevchenko, tras la conquista de Artem Dovbyk; el entrenador de Ucrania es, con 48 goles, el máximo goleador de la historia de la selección (Stu Forster/)

Vale la pena vivir para este tipo de emociones. Sabíamos quién podía reforzarnos durante el partido”, comentó Schevchenko, acerca del acierto con el ingreso de Dovbyk. “Le dedico la victoria al pueblo ucraniano, que vive con mucho entusiasmo nuestra participación en la Eurocopa. Para Ucrania ahora llegará el turno de Inglaterra, el sábado, a las 16, en Roma. “Espero que el público italiano se vuelque a nuestro favor, porque lo necesitaremos”, relató el DT, que en 2004 fue elegido Balón de Oro.

Hampden Park, en Glasgow, quedará por siempre en la memoria de Dovbyk. Su gol, a los 120 minutos y 36 segundos es el segundo más tardío de la historia de la Eurocopa, por detrás del de Semih Sentürk, de Turquía, que le anotó a los 121 minutos y 1 segundo a Croacia en 2008. La tierra escocesa también le hizo olvidar la lesión de ligamentos de hace tres años, su celebración recorrió el planeta y su nombre toma un nuevo impulso dentro del esquema de Ucrania, que viajará a Roma para agigantar su historia de la mano de Shevchenko y de su joven artillero Dovbyk.

De 24 años, Artem Dovbyk se estrenó con un histórico gol en la Eurocopa: Ucrania se clasificó por primera vez a los cuartos de final y su estocada, a los 120 minutos y 36 segundos, es la segunda más tardía de la historia del certamen
Jane Barlow - PA Images


De 24 años, Artem Dovbyk se estrenó con un histórico gol en la Eurocopa: Ucrania se clasificó por primera vez a los cuartos de final y su estocada, a los 120 minutos y 36 segundos, es la segunda más tardía de la historia del certamen (Jane Barlow - PA Images/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.