Arranca la reclasificación del futbol mexicano

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 20 (EL UNIVERSAL).- Santos y Pachuca se enfrentan a partido único la noche de este sábado en el estadio Corona, duelo con el cual arranca la reclasificación para la Liguilla del Torneo Guardianes 2020 del futbol mexicano, y el enfrentamiento rememora aquella final que ambos conjuntos disputaron en el Torneo Verano 2001.

Fue en mayo de ese 2001 cuando Tuzos y Gurreros se enfrentaron en una final inédita. Para el Pachuca era esa su segunda final del balompié mexicano; eran dirigidos por Javier "Vasco" Aguirre, quien les había dado el título del Torneo Invierno 1999, el primero de su historia.

El Santos, a su vez, llegaba a cuarta final de liga y su director técnico era Fernando Quirarte.

En la ida, Pachuca superó 2-1 a los laguneros, quienes en su casa, en el antiguo estadio Corona, le dieron la vuelta al global ganando 3-1, con lo que conseguían su segundo campeonato en su historia.

Ambos cuadros volvieron a chocar en una Liguilla hasta el Torneo Clausura 2007; en cuartos de final empataron ambos juegos 1-1, pero la mejor posición en la tabla del Pachuca, líder general, le permitió el pase a la siguiente fase, misma que superaron hasta conseguir el campeonato de esa edición.

El siguiente cruce en fase final de Tuzos y Santos se dio en el Clausura 2014, en semifinales: Pachuca ganó en su casa 2-0; los de La Laguna vencieron 4-2 en el Corona, pero los goles de visitante le dieron el pase a los hidalguenses, que perdieron la final de ese campeonato ante León.

Dos años después, en el Torneo Clausura 2016, se enfrentaron de nuevo en cuartos de final y de nuevo, el que avanzó fue el Pachuca. Empataron 1-1 la ida en el Corona y en el Hidalgo el Tuzo ganó 3-2; de ahí el cuadro hidalguense se enfiló a la final que ganó al Monterrey; el sexto título de su historia y la final más reciente jugada por ellos.

El Santos Laguna buscará romper esa jetatura que ha implantado Pachuca en fases finales esté sábado (19:00 horas tiempo del centro de México).

La condición de local da la ventaja a los dirigidos por Guillermo Almada, quienes no deben confiarse ante los comandados por Paulo Pezzolano.

El pasado 18 de octubre, en la jornada 14 del Guardianes 2020, el resultado entre ambos fue de empate 1-1 en el escenario de este sábado: el estadio Corona; si ese marcador se repitiera, obligaría a ir a la tanda de penales, porque tiene que haber un ganador con el boleto a la Liguilla.