Arranca una gira de tenis que aspira a revolucionar Sudamérica y ayudar a los que más dificultades tienen en el profesionalismo

Sebastián Torok
·7  min de lectura
El Racket Club de Palermo será la sede del Challenger de Buenos Aires que se jugará en 2021
El Racket Club de Palermo será la sede del Challenger de Buenos Aires que se jugará en 2021

Horacio De la Peña (31° del ranking en 1987) ostenta cierto matiz actoral cuando expone ante una audiencia, realiza entrevistas virtuales o pretende seducir con una idea. Eléctrico, apasionado, extrovertido y a veces exuberante, el Pulga se destaca por su personalidad dinámica. Fue siempre así. Cuando jugaba y cuando era entrenador. Sin embargo, en uno de los días más valiosos de su vida como ideólogo y promotor tenístico, sus ojos humedecidos no estuvieron adulterados: lo invadió la emoción. Con la nostalgia que le añaden los dieciséis años de radicación en Chile, un país que lo cobijó cuando en la Argentina encontraba obstáculos, De la Peña presentó, en Buenos Aires, una gira de 37 torneos que imaginó durante la cuarentena del año pasado y que ayudará a los jugadores sudamericanos (hombres y mujeres), sobre todo a los del segundo y tercer escalón profesional. El “Circuito Dove Men+Care Legión Sudamericana” contará con doce Challengers, doce M15 (ex Futures), doce W25 y/o 15, y un Masters, se desarrollará en nueve países y en tres superficies.

Alexander Zverev tildó de “absurdo” el actual sistema del ranking y no puede creer que Federer siga por delante suyo sin competir

En comparación con los europeos o los estadounidenses, históricamente los tenistas sudamericanos estuvieron en desventaja para formarse profesionalmente. Las carencias económicas, la distancia geográfica con los polos tenísticos y la falta de competencia regional representaron una severa dificultad. Por ello, fueron tan valiosas la Copa Ericsson (una gira de Challengers entre 1997 y 2001, compuesta por siete ciudades) y la Copa Petrobras (entre 2004 y 2011), ya que sirvieron de plataforma de despegue para una gran cantidad de jugadores de la región, entre ellos los de la Legión argentina.

El proyecto pensado por De la Peña, luego garantizado por un sponsor (la multinacional Unilever) y un contrato por dos años con opción a dos más (“Y el sueño de llegar a diez”, según el ex jugador), es una presentación novedosa y muy beneficiosa para un tenis institucionalmente aletargado. El ex tenista, que irrumpió jugando de zurda y con vincha en una época en la que Guillermo Vilas se estaba retirando, buscó complicidad en distintos referentes del deporte de las raquetas en Sudamérica para terminar de redondear la idea y la encontró de inmediato, según dijo. Guga Kuerten (Brasil), Nicolás Massú (Chile), Luis Horna (Perú), Agustín Calleri, Mariano Zabaleta, Santiago Giraldo (Colombia), Guillermo Coria, Nicolás Lapentti (Ecuador) y Hugo Dellien (Bolivia), entre otros, se comprometieron en el proyecto.

 El circuito se celebrará en 9 países y tendrá torneos en 3 superficies diferentes: polvo de ladrillo, cemento y por primera vez en la historia, Sudamérica contará con un Challenger sobre césped.
Prensa tenisconñ/Sergio Llamera


El circuito se celebrará en 9 países y tendrá torneos en 3 superficies diferentes: polvo de ladrillo, cemento y por primera vez en la historia, Sudamérica contará con un Challenger sobre césped. (Prensa tenisconñ/Sergio Llamera/)

“Me di cuenta que es un momento para unir a la gente, para hacer cosas entre nosotros, para olvidarnos de esas peleas estúpidas y, entre ellas, una de las cosas más lindas que me pasó fue amigarme con aquel loco”, dijo De la Peña, durante el lanzamiento del circuito en el Racket Club, señalando a Martín Jaite, con quien tuvo una fortísima rivalidad [del estilo Vilas-Clerc, Del Potro-Nalbandian o Gaudio-Coria] desde mediados de los 80. “Si hay algo de lo que se sorprenden en Europa es de la garra que le ponemos a todo. Es momento de demostrar que somos una potencia, pero se necesitaban torneos. Ahora, el compromiso del tenis es real”, añadió De la Peña, la raqueta N° 2 argentina en 1993 y jugador de Copa Davis durante siete series.

Con fechas confirmadas, los primeros Challengers serán, sobre polvo de ladrillo, en Santa Cruz de Sierra, Bolivia (12 de abril); Concepción, Chile (19/4); Buenos Aires (26/4); y Lima, Perú (3 de mayo). ¿Por qué sobre esa superficie? Porque la intención es que a los jugadores les sirva de trampolín para la qualy de Roland Garros. También habrá torneos sobre cemento en septiembre y octubre en Ecuador y Colombia antes de la clasificación del US Open. Y, la gran novedad, será un Challenger sobre césped, en Brasil, el 14 de junio, antes de que se juegue la clasificación de Wimbledon.

“La idea de este circuito es demostrarle al mundo que vamos a preparar a nuestros jugadores para los Grand Slam. Por eso haremos el primer Challenger en pasto de la historia de la región antes de Wimbledon. En San Pablo hay uno que está más loco que yo, que hizo diez canchas de tenis de pasto. La idea es simple: todos nosotros cuando nos ponemos por primera vez en una cancha de pasto somos muy malos. ¿Se acuerdan cuando fui a la India? [NdR: caída 3-2 con India, en Nueva Delhi, por la 1ª ronda del Grupo Mundial de la Davis 1987] ¡Qué malo era! Jaite me decía: ‘Sos un desastre’. Yo decía: ‘Me lo dice porque no me quiere’. Y no. Era espantoso. Lo cierto es que si cualquiera de nosotros, en sus primeros partidos en pasto, juega contra otro de nosotros, no nos vamos a sentir tan mal. Acá el tema es meterle horas de juego en el pasto. Queremos hacer un circuito que sea equitativo para todos”, sentenció De la Peña.

Diego Schwartzman participó de la presentación del flamante circuito, por videollamada.
Prensa tenisconñ/Sergio Llamera


Diego Schwartzman participó de la presentación del flamante circuito, por videollamada. (Prensa tenisconñ/Sergio Llamera/)

Mercedes Paz (28° de la WTA en 1991 y capitana del equipo nacional de la ex Fed Cup) será la referencia para la gestión de los doce torneos femeninos. Los primeros serán W25 en Villa María, desde el 29 del actual, y en la Ciudad de Córdoba, una semana después. “Yo sé la realidad de los hombres y sé lo que es para un padre no poder bancar a un chico durante años. Un chico de 18 años se la puede bancar en un viaje, pero una chiquita de 15 o 16 años sola, no; ya es un doble gasto viajar con alguien. Si nosotros teníamos problemas, las chicas mucho peor”, explicó De la Peña. Francisco Spirito, director de marketing en Unilever y uno de los ejecutivos que confió en el proyecto del Pulga, agregó: “Se está trabajando por un mundo más igualitario, entonces, tener Futures de hombres y no de mujeres no tenía nada que ver con el valor de época, para hablar desde lo social. Le damos importancia al deporte como punto formativo”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

De la Peña apuntó que los wild card serán evaluados por las distintas federaciones y le agradeció “al Gordo (Calleri)”, presidente de la Asociación Argentina de Tenis, por “prestarme” el nombre de la Legión. Dicho apodo surgió en 2000, en las páginas de LA NACION, cuando el periodista Alfredo Bernardi comenzó a usarlo para contrarrestar los cables de la agencia EFE que denominaba al grupo de españoles como La Armada (la historia del origen también figura en el libro “La Final. Gaudio-Coria”, del periodista Alejandro Prosdocimi). Al poco tiempo, Michael Ducoté, por entonces manager de Guillermo Cañas, registró el nombre que luego al marcharse de la Argentina, según él mismo contó, se lo vendió a Lucas Shedden, actual director de marketing y eventos de la AAT y amigo de Zabaleta.

Carlos Bilardo, textual: las 10 frases más emblemáticas del DT campeón mundial

“Es un increíble proyecto. Hay mucha gente involucrada. Esto fue muy difícil. Los que me conocen saben que estoy re loco, pero que voy para adelante. Comparar este día en lo personal me lleva a los grandes partidos, no sé..., a cuando le gané a McEnroe en Roland Garros [en la 1ª ronda de 1987] o como entrenador, qué locura, en los Juegos Olímpicos y llevarnos casi todas las medallas [fue jefe de la delegación de Chile que en Atenas 2004 logró 2 oros y 1 bronce, con Massú y Feña González]. Lo de ahora es un logro de todos los que amamos el tenis. Si bien se piensa que el tenis es un deporte muy individualista, las grandes cosas se consiguen en equipo. La gira vino para quedarse. Es un momento histórico”, celebró De la Peña. Los tenistas se lo agradecen.

Horacio De La Peña, el creador de esta serie de torneos llamada a ayudar al tenis sudamericano.
Prensa tenisconñ/Sergio Llamera


Horacio De La Peña, el creador de esta serie de torneos llamada a ayudar al tenis sudamericano. (Prensa tenisconñ/Sergio Llamera/)