Armada azteca en el regreso de la WWE a México

El Universal

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 30 (EL UNIVERSAL).- El protagonismo de la lucha libre mexicana en la empresa estadounidense WWE ha crecido en los últimos meses, y este sábado, la armada azteca buscará dar un golpe definitivo desde distintos frentes, cuando regrese el emporio luchístico a la Arena Ciudad de México.

El pelotón mexicano lo encabezará Rey Mysterio, quien enfrentará el reto de acabar con el reinado del "Demonio" Bray Wyatt, cuando se midan dentro de una jaula, con el campeonato universal de la empresa en disputa.

No es un combate sencillo para el enmascarado de Tijuana, ya que el monstruo que tendrá como enemigo, ha sido capaz de acabar con lo más granado del elenco.

La sensación regia. En principio, el expeleador Caín Velásquez haría su presentación con la WWE de la mano de Rey Mysterio, pero cambios en la cartelera lo ubicaron al lado del joven sensación Humberto Carrillo, quien entre las huestes mexicanas, es el que mayor proyección ha alcanzado en los últimos meses.

Con poco más de un año de haber ingresado a la empresa, el regio, quien en México trabajó enmascarado con el personaje del Hijo del Ninja, ha tenido oportunidades que hablan muy bien de la forma en que lo ve la promotora estadounidense. Así que buscará escribir un capítulo más de su rivalidad con los The OC, y lo hará aliado al tremendo Caín Velásquez.

Velásquez llega a un territorio conocido, pues hizo su presentación como luchador en la Arena Ciudad de México, hace unos meses, con la Triple A. La combinación de poder y juventud que ofrece esta mancuerna, pondrá en severos aprietos a los experimentados Luke Gallows y Karl Anderson.

El que llega rodeado de un halo de polémica, e incluso peleado con sus paisanos es Andrade, quien hace tiempo dejó su personaje de la Sombra en México, y ahora viene acompañado de algo menos oscuro, como lo es Zelina Vega, quien deberá estar bien atenta a las acciones para auxiliar a su compinche contra Aleister Black.

Qué leer a continuación