Argentina Open. El triunfo de Pella para avanzar a los cuartos de final y la joyita de Bagnis

LA NACION
lanacion.com

Guido Pella alcanzó, por tercera vez en su carrera, los cuartos de final del ATP 250 de Buenos Aires (polvo de ladrillo; US$ 696.280 en premios). El bahiense, segunda cabeza de serie en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, derrotó por 7-6 (7-2), 6-7 (2-7) y 6-4, en tres horas y 12 minutos, al santafesino Facundo Bagnis (134º del ranking), que finalizó una valiosa semana, en la que había superado la clasificación.

"Nos conocemos mucho Facu y yo. Él hizo un gran partido, se la bancó durante casi tres horas en un nivel muy bueno. Fue un partido durísimo. Por ahí me la banqué más al final; logré quebrar dos veces. Ya vengo de tres horas de Córdoba, y ahora jugué tres horas acá, así que Argentina no está tratándome bien...", sonrió Pella. El partido estuvo cerca de igualar al más largo de la historia del ATP porteño: por la segunda rueda de 2005, en 3h26m, el español Félix Mantilla venció a su compatriota Marc López por un resultado parecido, 4-6, 7-6 (7-5) y 7-6 (7-4).

Este viernes, el rival de Pella (27º del mundo) será el cordobés Juan Ignacio Londero (69º). Se tratará del segundo enfrentamiento de nivel ATP entre ambos, luego de la final del Córdoba Open 2019, ganada por el local. En futures y challengers, en tanto, se midieron tres veces, entre 2010 y 2014, siempre con victorias de Pella. "El Topo es un gran jugador. Va a ser un partido duro; me ganó la última vez. Pero ya es cuartos de final, ningún rival es fácil. Ahora tengo que recuperarme lo mejor posible", apuntó uno de los integrantes del equipo campeón de Copa Davis en 2016.

Más allá del triunfo del jugador entrenado por José Acasuso, Bagnis (su coach es Eduardo Schwank) regaló un punto maravilloso y, probablemente, insuperable en el certamen. Fue en el noveno game. El zurdo nacido en Armstrong sacó 4-4 y 40-15, y, tras un breve peloteo, superó la posición de Pella con un tiro entre las piernas estando de frente. Bagnis se ganó una ovación del público y se marchó del Argentina Open con valiosas sensaciones.

Qué leer a continuación