Messi, figura: el tiro en el palo, sus asistencias de gol a De Paul y Lautaro Martínez y la definición de tiro libre en el 3-0 de Argentina a Ecuador

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El tiro libre de Lionel Messi será el tercer gol de Argentina ante Ecuador.
Eraldo Peres

La selección argentina le ganó 3-0 a Ecuador, en Cuiabá, en el último partido de los cuartos de final de la Copa América.Ahora enfrentará a Colombia, el martes en Cuiabá, en una de las semifinales. En la otra, un día antes, jugarán Brasil-Perú.

La selección que dirige Lionel Scaloni salió decidida a establecer diferencias. En los primeros 15 minutos ya había acumulado ocasiones claras para adelantarse en el marcador. Como la que tuvo Lautaro Martínez, que esquivó a Hernán Galíndez, el arquero argentino nacionalizado ecuatoriano, aunque su remate fue despejado por Arboleda.

Pero la jugada más clara en ese tramo la protagonizó Lionel Messi ante Galíndez, un viejo conocido suyo (de chicos, se enfrentaron en partidos de infantiles en Rosario); a los 22, el capitán argentino recibió un pase atrás de un jugador ecuatoriano y enfiló hacia el área, quedó cara a cara con el arquero y remató cruzado: la pelota dio en el palo y volvió a la cancha, antes de ser rechazada por Piero Hincapié.

Pero la Argentina siguió yendo en busca del gol que abriera el marcador y lo encontró a los 39 minutos, luego de un ataque de Nicolás González que Galíndez cortó con rapidez, pero el rebote le quedó a Messi, que con precisión habilitó a De Paul: el volante controló la pelota y remató cruzado, ante el cierre de dos defensores y la desesperación del arquero. Gol de Argentina y merecido 1-0.

En el segundo tiempo, la selección pasó un buen tramo en su campo, como en varios pasajes de esta Copa América: el gol propio muchas veces la llevó a retroceder en el campo. El equipo de Alfaro presionó y puso en aprietos a Dibu Martínez, que siempre respondió bien.

Pero a los 38 minutos de la segunda etapa, cuando ya Argentina había recuperado la compostura (a partir del orden que le dio el ingreso de Guido Rodríguez por Paredes), llegó el segundo gol. Una presión sobre la salida ecuatoriana hizo que Di María -otro ingresado- recuperar la pelota, se la cediera a Messi y el 10 se la pasó a Lautaro Martínez: el delantero controló y remató de derecha. Era su segundo gol en la Copa, y el 2-0 para la Argentina.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.