Argentina - Chile. Una garantía: Cristian Romero, el debutante que fue figura y le dio solidez a la selección

·4  min de lectura
Cristian Romero le hace sentir el rigor a Eduardo Vargas el zaguero de Atalanta tuvo un gran debut en el empate de la Argentina con Chile por las eliminatorias
AGUSTIN MARCARIAN

Dos caras nuevas, distintas sensaciones. En el empate de la selección argentina por 1-1 frente a Chile en las eliminatorias, el equipo dirigido por Lionel Scaloni lució dos estrenos entre los titulares: Emiliano Martínez fue el arquero y Cristian Romero apareció en la zaga central. El primero no tuvo demasiado trabajo, aunque se lamentó por la conquista visitante y se marchó con un sabor de boca agridulce. En tanto que el defensor fue uno de los futbolistas más sólidos en la última línea. Mostró aplomo, se destacó en la marca y dio seguridad. Al cabo, fue la figura del partido.

Ante la ausencia de Franco Armani (con un PCR positivo), ayer Scaloni se inclinó por Martínez para el arco albiceleste. Con el conjunto visitante retrasado y un juego parejo, el guardavallas tuvo muy poca participación en el primer tiempo. Sin embargo, a los 36 minutos, Chile logró la igualdad tras el 1-0 parcial conseguido a través de Lionel Messi. Charles Aránguiz envió un centro pasado al segundo palo que bajó Gary Medel y Alexis Sánchez empujó hacia la red. Si bien no tuvo responsabilidad directa en la conquista, se lo vio estático a Martínez en esa jugada dentro del área chica.

Emiliano Martinez no tuvo mucha actividad en el debut en el arco de la selección argentina, con empate ante Chile
AGUSTIN MARCARIAN


Emiliano Martinez no tuvo mucha actividad en el debut en el arco de la selección argentina, con empate ante Chile (AGUSTIN MARCARIAN/)

El arquero está cumpliendo uno de sus grandes sueños. Arsenal, de Inglaterra, fue quien primero puso la mirada en “Dibu”. Los ojeadores del equipo londinense lo vieron jugando con la camiseta argentina en la selección sub 17 y le ofrecieron un millón de euros a Independiente, dueño de su pase. Era 2009 y, con la propuesta en la mano, se la jugó y viajó a Europa. Hoy, a los 28 años, su espalda carga varias batallas. Oxford, Sheffield, Rotherham, Wolverhampton y Reading fueron sus ciudades en Inglaterra. Getafe, en España. Ya en este último año, la temporada de Martínez en Aston Villa resultó excelsa. Fue elegido por los simpatizantes de su equipo como el mejor jugador del año y cerró la Premier League como el tercer arquero con más vallas invictas: 15. Su crecimiento es constante. Y en el segundo tiempo contra Chile, vale decirlo, su arco no sufrió riesgos.

Romero, en tanto, es un jugador con un paso muy breve por el fútbol argentino. “Cuti” mide 1,85 m y pesa 80 kg. Arribó a Genoa en el año 2018 a cambio de 1,6 millones de euros. Su pase le pertenecía a Belgrano de Córdoba, único club de nuestro país en el que tuvo participación y donde apenas jugó 18 partidos. Su primera institución fue una vidriera y Juventus puso los ojos en él. En 2019 la “Vecchia Signora” compró su pase por 20 millones de euros. Estuvo cuatro semanas en Turín. Luego de su adquisición, el “Bianconeri” lo cedió por dos temporadas a Atalanta, su equipo actual, en el que es figura.

“Le vemos condiciones para estar muchos años acá”, expresó Scaloni sobre Romero, de 23 años. En Santiago del Estero dio la sensación de que jamás le pesó la responsabilidad en el debut. Recientemente, “Cuti” fue elegido como el mejor defensor de la Serie A italiana. Un certamen en el que supo controlar a Zlatan Ibrahimovic, Cristiano Ronaldo y Ciro Immobile, entre otros.

Foyth volvió a ser titular. Cuando salió, lo reemplazó Nahuel Molina, otro debutante.
Fotobaires


Foyth volvió a ser titular. Cuando salió, lo reemplazó Nahuel Molina, otro debutante. (Fotobaires /)

Zaguero central en la línea de tres que Gian Piero Gasperini arma en Atalanta, Romero integró anoche una línea de cuatro, a la derecha de Lucas Martínez Quarta, y sacó un aprobado con holgura. A los 12 minutos, el cordobés tuvo su primera presencia firme, con solvencia, y cortó un avance con el taco cuando parecía que Eduardo Vargas quedaba solo frente al arco argentino.

Admirador del estilo de juego de Leonardo Bonucci, hasta la noche santiagueña la presencia de Romero había sido en los juveniles. Fue el capitán del equipo que Claudio Úbeda dirigió en el Sudamericano 2017, que se jugó en Ecuador, torneo en que el seleccionado nacional finalizó en la cuarta posición (logró la clasificación para el Mundial de Corea del Sur), al que finalmente no asistió. Contra Chile se mostró firme, seguro. Actuó con simpleza. Y en un partido sin demasiado vuelo resultó uno de los puntos destacados.