Argentina-Chile, Copa Davis: ganaron Pella y Schwartzman y aseguraron la serie ante Chile

José Luis Domínguez
lanacion.com

La Argentina empezó de la mejor manera su camino en la renovada Copa Davis, con un 3-0 en el clásico sobre Chile, contundente en las cifras y también en el desarrollo. El primer paso en estas Finales lo dio Guido Pella, que en la cancha dura y techada de la Caja Mágica de Madrid superó a Nicolás Jarry por 6-4 y 6-3; a continuación, Diego Schwartzman se impuso a Cristian Garín por 6-2 y 6-2. Y después, el triunfo en el dobles: Leonardo Mayer y Máximo González derrotaron a la pareja integrada por Jarry y Hans Podlipnik por 6-3 y 7-5.

Este miércoles, desde las 7 (televisan en vivo TyC Sports y TyC Sports Play), el conjunto albiceleste se enfrentará con Alemania, en la segunda serie del Grupo C.

Consumado el duelo ante Chile, el capitán argentino Gastón Gaudio comentó: "Los chicos estuvieron espectacular. Guido ganó un partido que nunca había ganado en su vida frente a Jarry y Schwartzman habrá cometido no más de tres errores no forzados. Además, el dobles estuvo bárbaro. Fue una jornada positiva y va a ser fundamental que todos sigan en este nivel. Me deja con una buena expectativa para mañana ante Alemania".

El éxito del Peque

Tonificado por la victoria previa de Pella, Schwartzman ingresó como una tromba para su duelo contra Garín. Se preveía un cruce más parejo, pero el número 14 del mundo arrasó desde el comienzo con un tenis lúcido, con precisión y velocidad para poner bajo presión en cada punto al chileno. Con poco margen, Garín, 33º del ranking, debió arriesgar y levantar su nivel para meterse en un partido dominado ampliamente por el Peque, que en un abrir y cerrar de ojos ya estaba 5-0. El chileno consiguió recuperar un quiebre, pero de inmediato perdió su saque nuevamente y Schwartzman se llevó el primer set por 6-2. Con un número bajo de primeros servicios (45%), Garín sufrió de manera constante la presión del Peque, que se equivocó poco (8 no forzados, contra 16 del rival) en un arranque notable.

En el court central de la Caja Mágica, con un número creciente de espectadores, la hinchada argentina volvió a hacerse sentir. Schwartzman, acaso en la mejor versión que se le ha visto en la Copa Davis, mantuvo el nivel alto ante un Garín que hacía lo que podía. Veloz, punzante, trabajó con solidez cada punto, desacomodó al chileno cada vez que pudo con la devolución y sacó distancias cada vez más grandes. Tal como en el primer set, Garín alcanzó a descontar, pero no a evitar la derrota. El desenlace llegó con un revés ganador del Peque en una hora y 13 minutos de acción.

Cómo fue la victoria de Pella

Bien temprano comenzó a marcar diferencias Pella, que quebró de movida a Jarry para tomar ventaja de 3-0. Sin necesidad de exigirse demasiado, el zurdo capitalizó los fallos en un comienzo errático del chileno. Pero Jarry ajustó la mira, empezó a jugar con más regularidad y emparejó el duelo ante el argentino, que cedió la iniciativa. El chileno recuperó el break y tuvo la chance de sacar para igualar la cuenta, pero tres errores seguidos le hicieron perder el saque nuevamente en el décimo game, y Pella cerró por 6-4 el primer parcial.

El segundo set comenzó ya con un desarrollo más parejo. Jarry encontró mejores apoyos en su primer servicio y esperó su ocasión para presionar; Pella se sostuvo con el saque, más allá de algún apremio en el séptimo game. La mayor consistencia del zurdo le permitió capturar un quiebre que asomaba decisivo en el octavo game, porque Jarry tuvo un mal game de saque, y cedió el servicio con una doble falta. A un paso del triunfo (5-3), Pella levantó un 0-30, y con un saque ganador cerró el encuentro y logró el primer éxito para la delegación argentina en Madrid.

Así, Pella se dio el gusto de superar por primera vez a Jarry, con el que había perdido sus tres encuentros previos. La contrapartida es Jarry: considerado una de las figuras más promisorias del tenis sudamericano, no gana encuentros desde julio pasado y con la derrota de hoy acumula 8 caídas consecutivas. La diferencia pasó, claramente, por los errores no forzados: el chileno totalizó 39 fallos (casi el equivalente a 10 games), contra 16 del argentino.

"Fue muy duro por muchas cosas. Este es un formato al que no estamos acostumbrados, hay que ir y venir de un vestuario en el que hay 18 equipos, es todo muy rápido y es difícil prepararse. Tenía miedo y en algunos momentos se notaron los nervios, pero estuve prendido y al final salió bien. Todos nos estamos acostumbrando a esto, porque hay que estar a full en cada punto", destacó Pella tras el encuentro en declaraciones a TyC Sports.

El formato del nuevo torneo

Los encuentros se han reducido del mejor de cinco sets a un máximo de tres parciales, y en las Finales cada serie contará con tres partidos: dos singles (los dos mejores por ranking de cada país, luego los dos segundos) y el dobles. El formato, para los memoriosos, es conocido: así se jugaba la antigua Copa de las Naciones (también conocida como Copa del Mundo por equipos) en Düsseldorf, antes de Roland Garros, con un duelo por día. Pero aquel trofeo se disputaba sobre polvo de ladrillo y al aire libre; aquí, será bajo techo y en cancha dura.

El fixture de la Copa Davis

Participan 18 naciones divididas en seis grupos de 3. Tras completarse los seis triangulares, a los cuartos de final avanzarán los seis primeros de cada grupo y los dos mejores segundos, para las eliminatorias que se completarán con las semifinales y la final. Los cuatro semifinalistas se asegurarán la clasificación a las Finales de 2020, mientras que el resto deberá jugar una clasificación de repechaje.

El sitio oficial de la Copa Davis, en este link

Qué leer a continuación